rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Argentina: Dimite el presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo.

Marine Le Pen Francia Frente Nacional

Publicado el • Modificado el

Marine Le Pen propone rebautizar el Frente Nacional para llevarlo a la victoria

media
Los periódicos franceses comentan la estrategia de Marine Le Pen y el cambio de nombre del partido. Fotomontaje RFI

Reelecta al frente del partido de ultraderecha francés, Marine Le Pen postuló un nuevo nombre para su formación: Rassemblement national (Agrupamiento Nacional), destinado a tejer alianzas con vistas a transformarse en un partido de gobierno.


"Sin un cambio de nombre no podremos forjar alianzas. Y sin alianzas nunca podremos tomar el poder", afirmó este domingo Marine Le Pen, en el discurso de clausura del congreso del Frente Nacional.

De partido testimonial a formación de oposición, la líder de la ultraderecha francesa sabe que si no suma a otros componentes de la derecha nacionalista francesa no podrá convertir al Frente Nacional en gobierno. La aritmética electoral ya le demostró en 2017, cuando perdió ante Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las presidenciales (por 66,1 % a 33,9 %), que sin aliados estaba condenada al fracaso.

Su propuesta: rebautizar el Frente Nacional como Rassemblement national (Agrupamiento Nacional), un nombre que conserva el ADN nacionalista y apela tanto a la historia del partido, que utilizó ese nombre en el pasado como grupo parlamentario, como a los gaullistas de Rassemblement Pour la République, de Jacques Chirac. Otros, recordarán que el nombre ya fue utilizado también por grupos de extrema derecha en Francia.

En todo caso, la jugada de Marine Le Pen implica cortar con la identidad de la formación cofundada en 1972 por su padre, Jean-Marie Le Pen, quien ya ha manifestado su oposición al cambio de nombre.

Al quitarle “Frente” al partido, Marine Le Pen pretende dejar atrás el sentido de confrontación y repliegue para sumar otras formaciones. En el mismo sentido, la presencia de Steve Bannon, el ex consejero de Donald Trump, como orador en el Congreso del Frente Nacional, dejó en claro la voluntad de inscribir al partido en una lógica de internacional nacionalista, o populista, según sus detractores, en la que figuran los partidos soberanistas europeos y el trumpismo.

En cuanto a nombre, los militantes deberán pronunciarse en seis semanas sobre si lo adoptan o mantienen el actual. Entretanto, reconfirmaron a Marine Le Pen al frente del partido con el 100% de los votos.