rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Música clásica

Publicado el • Modificado el

"Pelléas y Mélisande", un drama lírico

media
Mary Garden (1874-1967) en el papel de Mélisande. Wikimedia Commons

Claude Debussy escribió una sola ópera, "Pelléas y Mélisande", aunque el compositor prefirió llamarla "drama lírico". Debussy compuso esta obra basado en un libreto de su amigo, y luego acérrimo enemigo, Maurice Maeterlinck, pero muchos consideran que la música supera con creces la historia escrita por Maeterlinck sobre los apasionados amantes.


SERIE DEBUSSY 2 'PELLEAS Y MELISSANDE' 21/08/2012 Escuchar

"Pelléas y Mélisande" se compone de cinco actos y doce cuadros que transcurren en Allemonde, un país imaginario de ambiente misterioso e historias fantásticas. Es la historia del amor imposible entre Pelléas y la bella Mélisande, quien está casada con Golaud, el hermano de su amante. La historia de amor nace a pesar de los celos y del acoso de Golaud, quien termina matando a Pelléas y a Mélisande embarazada.

Pero más sorprendente que la historia misma, es la música que Debussy compuso para este drama : sacudió los sólidos cimientos del género de la ópera, al punto de ser calificada de revolucionaria y radical. La música se convierte en un complemento del texto y no sólo su soporte. Debussy rompe completamente con la estructura. En "Pelléas y Mélisande" no hay obertura, ni arias. La obra se compone más bien de un recitativo continuo que fluye a través de un despliegue sonoro magistral.

Como era de esperarse, "Pelléas y Mélisande" cosechó un rotundo fracaso en los primeros meses, tras su estreno en la Ópera Cómica de París. Pero poco a poco se fue afirmando por su calidad musical. En la actualidad, es una de las obras líricas francesas más interpretadas en el mundo entero, a pesar de las dificultades que plantea a los cantantes no francófonos, debido a que necesita un alto dominio del francés.

La historia de amor, con un final dramático de "Pelléas y Mélisande", fue sublimada por Claude Debussy. Para muestra, en la última escena, Golaud, desgarrado por la culpabilidad pero vencido por los celos, le pregunta a la moribunda Mélisande si le fue infiel. La belle morirá sin desvelar su secreto.