rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Transportes Servicios

Publicado el • Modificado el

¿Los trenes franceses al borde del descarrilamiento?

media
El primer ministro Edouard Philippe anunció el 26 de febrero de 2018 una serie de medidas para reformar la SNCF. REUTERS/Stephane Mahe

El gobierno francés propone transformar radicalmente el funcionamiento del servicio de trenes (SNCF). Una reforma que será acelerada mediante el uso de ordenanzas, anunció el primer ministro Philippe. Los sindicatos amenazan con hacer descarrilar el proyecto.


La Sociedad Nacional de Trenes -SNCF-  de Francia se enfrenta al más ambicioso proyecto de transformación desde su creación hace 80 años. El primer ministro (PM) Edouard Philippe dio a conocer este lunes las líneas generales de lo que se anuncia ya como una de las iniciativas de reforma más arriesgada del gobierno.  Las propuestas de ajuste se basan en un informe sobre el estado de la empresa presentado la semana pasada.

El gobierno propone transformar el estatuto de la empresa -en realidad tres entidades distintas- para convertirla en Sociedad Anónima. Ese cambio eliminará la posibilidad de adquirir créditos en condiciones similares al estado y abrirá la puerta a los capitales privados. El informe juzga que endeudamiento de la SCNF es un problema mayor y que eso obedece en parte al estatuto de la empresa.

Segundo gran cambio, el estatuto de sus trabajadores -150 000 en la actualidad. El personal contratado tras la reforma no beneficiará de la garantía de empleo y sobretodo del régimen especial que permite partir a la jubilación a los conductores de tren con 52 años de edad y 25 de servicios, o 57 años para el resto. El estatuto -un régimen especial- que garantiza el empleo a sus trabajadores y ofrece condiciones particulares de seguridad y jubilación, es presentado por el gobierno como un "privilegio". Los trabajadores responden que ese estatuto abarca a cerca del 90% del personal, es decir cerca de 140 000 personas, y que es una "compensación" por las condiciones particulares de trabajo como son los horarios alternados, trabajo día y noche o el stress que implica tener bajo su responsabilidad la seguridad de cientos de usuarios.

Una tercera medida del informe, que plantea recortar drásticamente las pequeñas líneas, ha sido dejada de lado por el gobierno. Incluía la supresión de 9 000 kilómetros de vías férreas que movilizan 16% de los medios de la empresa, pero sólo transportan 2% de viajeros.  El primer ministro afirmó "no se decide el cierre de 9 000 kilómetros de líneas desde París". El descontento manifiesto de los alcaldes y de los usuarios de pequeñas ciudades que serían perjudicados por la medida le hicieron rechazar esa posibilidad. El sistema ferroviario francés cuenta con 3 029 estaciones distribuidas en todo el país. Es el más denso en Europa después de Alemania.

Los sindicatos rechazan al unísono la propuesta de reforma.  Recuerdan que los casi 46 000 millones de euros de deuda de la empresa se explican por la multiplicación de líneas a gran velocidad, casi todas deficitarias, aunque movilizan cerca de 110 millones de viajeros cada año.  Entre 2010 y 2016 la deuda de la empresa aumentó 15 000 millones de euros, en gran parte por causa de ese tipo de servicio (el TGV, tren de gran velocidad) que aunque permite un transporte muy rápido cuesta muy caro.

Ordenanzas ministeriales

Estiman que el proyecto de reforma conducirá a un incremento en el precio de los pasajes, que perjudicará sobre todo a las personas de bajos recursos.

En cuanto a la propuesta de supresión del "régimen especial", han dejado claro que es la línea roja que el gobierno no debería intentar atravesar. Como referencia citan los ejemplos de la empresa de teléfonos y la del Correo, cuyo estatuto -similar al de la SNCF- fue modificado hace varios años. Cierre de oficinas, aumento exponencial de la subcontratación, precarización de las condiciones de trabajo, y no pocos suicidios.

El primer ministro precisó que el gobierno quiere ir a toda velocidad con la reforma, haciendo uso del mismo método que lo llevó a desarrollar su controvertida reforma laboral, o sea a través de ordenanzas ministeriales, que pueden ser ratificadas por el Parlamento a posteriori.  Edouard Philippe precisó que la reforma concluirá "antes del próximo verano. La situación es alarmante, por no decir insostenible".

El sindicato mayoritario de la SNCF, la CGT convoca a un huelga el 22 de marzo. Otros sindicatos proponen otras fechas. En 1995 los "cheminots" (ferrocarrileros) hicieron huelga durante tres semanas en protesta contra la reforma de los regímenes especiales de jubilación. Y ganaron.

El servicio de trenes francés es el 5° mejor calificado en el mundo. En Europa sólo lo superan los suizos.