rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Terrorismo yihadistas cárcel Educación

Publicado el • Modificado el

Primer ministro francés presenta plan de lucha contra radicalización

media
El primer minitro francés expuso el viernes 23 de febrero un plan nacional de prevención de la radicalización. PHILIPPE HUGUEN / AFP

Este viernes, el primer ministro Edouard Philippe presentó el tercer plan en cuatro años para luchar contra la radicalización islamista a nivel nacional. Se prevee reformar el sistema de detención y trabajar con las entidades educativas.


La agresión por un detenido yihadista a un funcionario de prisiones, el pasado enero, desencadenó huelgas y bloqueos en las cárceles. Por lo tanto, las condiciones de detención de los radicalizados pasarán a ser prioridad para el gobierno de Edouard Philippe.

En las cárceles francesas hay actualmente 512 detenidos por terrorismo de una población carcelaria de cerca de 70 mil presos, pero las autoridades han identificado asimismo como radicalizados a 1 139 presos comunes.

El objetivo es evitar el contagio, garantizar la impermeabilidad entre unos y otros mediante el aislamiento espacial de los radicalizados, en su mayoría yihadistas. 

Se busca repartir mejor a los radicalizados en los centros penitenciarios ya que, actualmente, 60% de los condenados por terrorismo están encarcelados en centros de la región parisina.

 

Menores y educación preventiva

Otro asunto urgente: el caso de los menores que regresan de las zonas de guerra. ¿Qué hacer con ellos, cómo facilitar su integración sin que constituyan una amenaza? El primer ministro aboga por profesionalizar al personal encargado de su custodia tras el regreso de estos menores de Siria o de Irak.

>>Lea también: "Mujeres y menores, nuevos atacantes del grupo Estado Islámico en Francia"

Pero la mayor complicación es cómo evitar que se llegue a esos casos. El plan opta también por una mejor observación y anticipación por parte de los profesionales de la educación y un mejor control de los centros de enseñanza privados sin contrato con el ministerio de Educación.

La respuesta del gobierno es de tanteo. No hay receta mágica, sobre todo que las experiencias llevadas a cabo hasta el momento no han dado resultado.

(con AFP)