rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Revistas de prensa papa Francisco Donald Trump ratas

Publicado el • Modificado el

La reseña de la prensa francesa del 1° de febrero de 2018

media
Dos ratas en la esquina de la torre Saint-Jacques, muy cerca de la calle Rivoli (diciembre 2016), en pleno centro de París. Se calcula que la ciudad cuenta con más ratas que habitantes. PHILIPPE LOPEZ / AFP

Una entrevista publicada en Le Monde tal vez pueda tranquilizar a turistas y habitantes de París que han cruzado ratas en sus paseos.

"No es necesario erradicar las ratas de París", dijo un especialista a Le Monde.

Pierre Falgayrac, experto en higiene y seguridad, autor de un libro sobre el tema, concedió una entrevista al vespertino en la que explica por qué "los roedores urbanos no son un enemigo del hombre".

Primero, una cifra sobre el número de ratas en París. Se calcula que hay 1,67 ratas por cada habitante. Sí, en París hay más ratas que habitantes. En París, sin contar los suburbios, se estima que hay unas 3, 8 millones.

Cada una de ellas consume diariamente unos 25 gramos de alimentos. Esto hace, al final de su vida, un total de 9 kilogramos. Es decir, "9 kilogramos menos de basura para la ciudad", dice Pierre Faygalrac.

Otra ventaja: “Los roedores van del medio húmedo y oscuro en el que viven hasta las basuras donde pueden encontrar comida. Esta circulación permite mantener destapadas las rejillas de drenaje de las alcantarillas”.

Por supuesto no es nada agradable cruzarse con ellas pero el experto recuerda que “las tres cuartas partes del tiempo permanecen en su madriguera”.

De manera que esas ratas que algunos hemos cruzado “están en realidad hambrientas y han salido a buscar comida, o porque han sido desplazadas por alguna construcción” pero en general, insiste este experto, “los roedores autoregulan su población”.

También en Le Monde, una foto del papa en primera plana y titular mencionando el caso de pedofilia que empañó su reciente viaje a Sudamérica: "El sumo pontífice ha lanzado una investigación sobre agresiones sexuales en Chile después de haber dado la impresión de negarlos".

"Pedofilia: el papa se ve obligado a responder", titula el vespertino en un artículo al que consagra casi una página entera. Se trata, como muchos saben, de monseñor Juan Barros.

La defensa que hizo Francisco de ese obispo chileno, acusado de haber protegido a un cura pedófilo, “ha molestado; sus vacilaciones sobre ese caso han creado malestar en el seno de la iglesia", subraya Le Monde.

El vespertino recuerda que “muchos acusan a Monseñor Barros de haber encubierto los actos del sacerdote pedófilo Fernando Karadima". "El hecho de que Francisco no se haya reunido con las víctimas de Karadima y la presencia de Barros en cada una de sus misas en Chile, ha suscitado dudas sobre su determinación a sancionar de verdad a los obispos que han cubierto tales agresiones".

Los diarios franceses también hablan del presidente Trump y su primer discurso sobre el estado de la Unión.

L’Humanité constata que el discurso del mandatario no tuvo “excesos verbales y fue mucho más civilizado”. Pero lejos de aplaudir el cambio de actitud, el diario de izquierda estima que su discurso es “más peligroso, porque puede darle mayor peso a su estrategia nacionalista y liberal”.

Sobre todo ahora que puede “aprovechar una mejor coyuntura económica, la reforma fiscal y el apoyo del Partido Republicano”.

La Croix subraya por su parte la insistencia de Trump en su reforma migratoria. “Trump no renuncia al muro y quiere aprovechar las elecciones en el Congreso en noviembre para avanzar en ese proyecto”, anota el diario católico.

Le Figaro también habla hoy de Estados Unidos pero evocando otro frente. El diario se pregunta si bajo el mandato de Trump, Estados Unidos seguirá estrellándose en Afganistán, ese país considerado como un “cementerio de imperios”.

Ése es el título del editorial del diario de derecha. “Estados Unidos lleva a cabo en Afganistán su más largo compromiso militar desde 1945”, nos recuerda Patrick Saint-Paul.

Trump tenía que escoger entre “terminar por completo ese compromiso y dejarles el terreno libre a los talibanes o seguir enfrentándolos aumentando el esfuerzo militar”. El mandatario optó por lo segundo.

“Trump no será el presidente norteamericano que dejará caer de nuevo Kabul en manos de los talibanes. Al mismo tiempo, sin embargo, su estrategia política, por el momento, no es clara”, agrega el diario.Por último,

A propósito del consumo de drogas en Francia, el organismo encargado de las estadísticas en este país, el INSEE, lo evalúa en 3 mil millones de euros, escribe Les Echos.

De ahora en adelante, esa cifra va a ser contabilizada en el Producto Interno Bruto francés. El diario precisa que “si bien esa cifra representa mucho en términos de salud pública”, en términos de PIB, en cambio, “no representa mayor cosa, pues es el 0,2% del consumo total de los hogares franceses”.

¿Por qué tomar en cuenta el consumo de droga en el PIB? Un encargado del INSEE explica que los países vecinos lo hacen y hay que uniformizar las estadísticas.