rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia #MeeToo

Publicado el • Modificado el

Los hombres franceses alzan la voz a favor de #MeToo

media
El intelectual francés Raphaël Glucksmann. JOEL SAGET / AFP

Primero fue el movimiento #MeToo. Luego 100 mujeres se revelaron en contra y defendieron la “libertad a ser importunadas”. Ahora son los hombres galos los que manifiestan su solidaridad con el movimiento de denuncia de los acosos sexuales.


Por Erika Olavarría (France24)

La espiral de las denuncias sobre violencias machistas no termina en Francia. Después de la polémica que generó la carta “por la libertad a ser importunada”, firmada en enero por 100 mujeres francesas de las artes, la medicina y la empresa, entre ellas Catherine Deneuve, en contra del movimiento #MeToo y #DenunciaTuCerdo, ahora son los hombres galos que salen a dar su apoyo a las impulsoras de la campaña internacional de liberación de la voz femenina.

Una treintena de varones, concretamente, entre los que se cuentan autoridades electas como el consejero regional del partido ecologista Julien Bayou o el eurodiputado socialista Edouard Martin. Pero entre los signatarios figuran también feministas como Patric Jean de Zéromacho, de la organización Mouvement du Nid, que lucha contra la prostitución; el médico Gilles Lazimi; el filósofo Vincent Cespedes, o el psiquiátra Gérard Lopez.

“Normalmente cuando se trata de la emancipación de las mujeres, siempre aparece un contra-movimiento que las caricaturiza, reduce o denigra”, enuncia al comienzo el texto que agrega que “por eso creemos que llegó el momento de expresar nuestra solidaridad con ese movimiento”. Y destacan que las que se oponen a esta ola de denuncias de acoso sexual “en nombre del flirteo y el derecho a importunar, son aquellas que defendían el derecho de los hombres a imponer un acto sexual por el dinero en nombre del libertinaje”.

Los firmantes recuerdan que “nuestra sociedad sigue siendo profundamente desigual” y lo grafican con la diferencia salarial del 20% que sigue existiendo entre ambos. “Conscientemente o no los hombres mantienen esas desigualdades y todos, hay que decirlo, se han beneficiado de ellas”. Según esta nueva tribuna es “urgente que el mayor número de hombres posible se desliguen de los autores de violencias sexuales y machistas y se comprometan públicamente con el movimiento #MeToo”.

En respuesta a la carta de Deneuve y las otras 99 mujeres que calificaron de “onda purificadora” que infantiliza a las mujeres y su poder de seducción a #MeToo”, el texto de los hombres concluye que las denuncias que proliferan hoy no son “expresión de puritanismo ni de odio a los hombres. Es más bien una ocasión única para que estos últimos se afirmen no como depredadores sexuales, acosadores, agresores, proxenetas, violadores, con necesidades sexuales irreprimibles, sino al contrario como compañeros, maridos, amantes preocupados de un deseo y placer compartidos, colegas, padres, amigos, hermanos, hombres que a diario tienen una actitud de respeto al prójimo, a las mujeres y a las niñas”.

La iniciativa masculina de estos “hombres solidarios con #MeToo” no es la primera en favor de #MeToo y #DenunciaTuCerdo. El sábado el ensayista Raphaël Glucksmann, editor de la revista Nouveau Magazine Littéraire, y el cineasta Michel Hazanavicius publicaron una tribuna en ese medio bajo el título "We too. Nosotros también, queremos la igualdad".