rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Economía

Publicado el • Modificado el

Macron lanza su operación seducción en Versalles

media
El presidente francés Emmanuel Macron camina en la Galería de los Bustos en el palacio de Versalles, en julio de 2017. REUTERS/Etienne Laurent

Invitados por la presidencia francesa, cerca  de 140 dirigentes de grandes empresas  tienen cita en el célebre Palacio de Versalles. Objetivo principal: vender los atractivos del país y las reformas actuales para que aumenten las inversiones.


El objetivo es claro. "No se trata de hablar con los directivos (de las empresas) sino hacer que inviertan en Francia", aseguran fuentes del palacio del Elíseo, la residencia del presidente Emmanuel Macron. Más de un centenar de  directores de empresas como Google, Facebook, los bancos Goldman Sachs, HSBC, Bank of America, Danone  o Coca Cola tienen cita en el palacio de Versalles, un lugar más que emblemático en la historia del país, para hablar de los proyectos que  el gobierno quiere desarrollar en los próximos años.

Esta operación seducción se presenta como "Sommet sur l'attractivité" (Cumbre sobre la atractividad). Para confirmar la importancia que el gobierno le concede, 15 ministros fueron enviados para vender los atractivos del país, entre otros el primer Ministro, y los ministros de Finanzas, de la Defensa, de la Cultura, del Trabajo, entre otros. Igual asisten los responsables de las principales instituciones del estado como la Agencia de las Participaciones del estado, Business France o Bpifrance. Sólo la prensa fue excluida. La presidencia francesa decidió que el discurso de Macron se hará a puerta cerrada.

El mandatario deberá anunciar una decena de proyectos por un monto de alrededor de 3 mil millones de euros a desplegar en los próximos 5 años. Macron quiere aprovechar al máximo la salida anunciada de la Gran Bretaña de la Unión Europea (a concretarse el 2019),  así como el margen de acción que le da la política proteccionista de su par estadounidense Donald Trump. Francia está entre los primeros lugares del mundo por su sistema de salud, sus universidades, la calidad de sus servicios públicos,  pero para los patrones de las grandes empresas eso no basta. Muchos piensan que el sistema francés es poco propicio, burocrático y en extremo complicado para desarrollar inversiones.

Pese a ello el peso de las empresas extranjeras  es  muy importante y el propósito del gobierno es que ese peso aumente. En la actualidad esas empresas emplean 21% de los asalariados de la industria y realizan casi un tercio de los gastos de investigación y desarrollo de Francia. El discurso del presidente como promotor de "reformas", de una "mayor competitividad", la "flexibilización del mercado laboral", ha comenzado a producir efectos. También ayuda el hecho que la economía internacional y la europea en particular van mejor.

Varias de las empresas invitadas no sólo destacan por su importancia en un mundo cada vez más intercomunicado "globalizado", sino también por haber sido acusadas de aprovecharse de situaciones como la crisis financiera y económica del 2008 (varios bancos) o por no pagar los impuestos que deberían (Google y Facebook). Pero  todo indica que el gobierno francés prefiere dejar de lado  esos pecados  para que se concrete el "Choose France (Elige Francia) que busca con su acción.

Tras la escala en versalles los empresarios seguirán su camino hacia  Suiza, donde este 23 de enero abre sus trabajos al 48 edición del Foro Económico Mundial de Davos.

En 8 meses de presidencia, Emmanuel Macron hizo suprimir el impuesto a la fortuna, flexibilizó más el mercado laboral y prepara cambios para las grandes fortunas que regresen al país.