rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Emmanuel Macron Trabajo

Publicado el • Modificado el

Macron quiere aumentar el control de los desempleados

media
Un hombre en una oficina de desempleo de Francia. PHILIPPE HUGUEN / AFP

Este jueves, el gobierno francés inicia las negociaciones con los sindicatos y la patronal para reformar el deficitario seguro de desempleo. Una de las medidas defendidas por el Ejecutivo es incrementar el control de la búsqueda real de trabajo y las sanciones.


Emmanuel Macron, que llegó al poder en mayo de 2017, busca a toda costa recortar la tasa de desempleo en Francia, actualmente del 9,2%, por encima del promedio de la zona euro, del 8,7%.

En este marco, el gobierno empieza a negociar este jueves con los sindicatos y la patronal.

Las tratativas, que deben durar seis semanas, abordarán varias pistas. Entre ellas, penalizar a las empresas que recurran de manera excesiva al trabajo precario, una iniciativa defendida por los sindicatos pero combatida por la patronal.

Pero la medida que más divide a la sociedad francesa es el plan del gobierno para combatir el déficit del seguro de desempleo, que asciende a más de 30 millones de euros.

Para ello, Macron anunció que, tal como prometió durante su campaña, incrementará el control de los desempleados para evitar abusos, una política celebrada por la patronal.

“¿Por qué controlar? Simplemente porque hay dinero público en juego. Es lógico que las condiciones de esta indemnización sean realmente respetadas por sus beneficiarios”, explica a RFI el economista Gibert Cette, quien participó en la elaboración del programa de Macron.

Estos controles “contribuyen a una sociedad de confianza entre ciudadanos, para que cada quien esté convencido de que se es riguroso y no hay desembolsos indebidos”, asegura.

Este punto de vista es rechazado por el Movimiento Nacional de Desempleados y Precarios (MNCP), quien se opone al incremento de los controles.

“Están apuntando a una responsabilidad individual, aunque nuestros gobernantes saben muy bien que no hay trabajo para todos. Hoy, en la oficina de desempleo, en la categoría 1 hay más de tres millones de personas y las ofertas de trabajo son alrededor de 300.000”, recuerda Marie Lacoste, secretaria nacional del MNCP. El objetivo es “asustar a las personas inscritas en la oficina de desempleo diciéndoles: ‘si no acepta cualquier trabajito que le ofrezcan –ya sea para trabajar a medio tiempo, de modo muy precario, estacional- se te castigará’”, subraya.

Lacoste agrega: “Hoy en día, se juzga que una persona que no es lo suficientemente activa en la búsqueda de un trabajo, corre el riesgo de perder 15 días de indemnización. Ya es demasiado. El proyecto suplementario pretende llevar a dos meses la supresión de la indemnización”, protesta.