rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Corea del Sur Informática Derechos humanos

Publicado el • Modificado el

Demandan a Samsung en París por prácticas comerciales engañosas

media
La sede de Samsung Electronics en Seúl, febrero 2017 REUTERS/Kim Hong-Ji

Las oenegés francesas Sherpa y Pueblos Solidarios anunciaron la presentación hoy de una demanda en París por prácticas comerciales engañosas contra Samsung y su filial francesa, denunciando ‘violaciones de los derechos humanos’ en las fábricas chinas del gigante surcoreano.


Las ONG Peuples Solidaires y Sherpa ya habían presentado una demanda únicamente contra la filial francesa de Samsung que fue archivada en 2014.

Ahora afirman disponer de nuevos elementos que demuestran la utilización de trabajo infantil así como condiciones laborales indignas y peligrosas en las fábricas en China del líder mundial de los smartphones.

Las asociaciones denuncian también “el uso de benceno y metanol en las fábricas”, que “habría causado enfermedades incurables a varios empleados”.

“Constatamos concretamente la presencia de niños en las fábricas, horas extras no remuneradas, en violación, al parecer, de la ley china, condiciones de trabajo y de acogida consideradas por China Labor Watch como indignas. También el uso de benceno y metanol en ciertas fábricas de Corea del Sur, lo que habría producido enfermedades incurables en algunos empleados, y en ocasiones la muerte.

Los elementos de esta denuncia, que apuntan a Samsung y su filial Samsung Electronics France (SEF), se basan en “nuevos informes de investigaciones altamente documentadas de la oenegé China Labor Watch que se infiltró en las fábricas” del grupo, indicaron las asociaciones.

Sherpa y Peuples Solidaires acusaron a Samsung de contradecir sus compromisos éticos, al mismo tiempo que el grupo surcoreano presenta en su sitio web su ambición de “convertirse en una de las compañías más éticas del mundo”.

“Pedimos a los tribunales que sancionen esta brecha inaceptable entre estos compromisos éticos y la realidad en las fábricas, tal como lo describen las oenegés en el terreno”, escriben las asociaciones denunciantes.

“Esta demanda es parte de nuestra lucha de larga data contra la impunidad de las multinacionales”, explican.

Estas asociaciones abogan para que “las negociaciones de la ONU conduzcan a un tratado vinculante para que las multinacionales respeten los derechos humanos en toda su cadena de producción”.