rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Terrorismo salud

Publicado el • Modificado el

Ocho de cada 10 franceses creen al menos en una teoría conspirativa

media
Detalle de la presentación del informe de Ifop. Fuente: Conspiracy Watch.

Que el Estado francés oculta cosas sobre los atentados de 2015, que el hombre no pisó la Luna, que el gobierno esconde la nocividad de las vacunas: estas son algunas de las teorías conspirativas a las que suscriben una gran cantidad de franceses, revela un estudio publicado este domingo.


Algunos datos pueden hacer sonreír: el 16% de los franceses estima que los estadounidenses nunca estuvieron en la Luna, o el 9% cree “posible que la Tierra sea plana y no redonda como se les ha dicho en la escuela”. Pero para el gobierno francés, en lucha abierta contra las noticias falsas, el estudio realizado por instituto Ifop y encargado por la Fundación Jean Jaurès y el observatorio Conspiracy Watch también puede revelarse preocupante, dado el crédito que tienen ciertas teorías conspirativas.

El domingo, día que se publicó el informe, Francia homenajeaba a las víctimas de los atentados terroristas de Charlie Hebdo y el supermercado judío Hyper Casher, en enero de 2015. El documento señala que hoy el 19% de los franceses cree que existen “zonas oscuras” sobre lo ocurrido y que no está claro que los ataques hayan sido “planeados y realizados solamente por terroristas islamistas”. Este escepticismo es particularmente elevado entre los jóvenes: el 27% de los menores de 35 años y el 30% de quienes tiene entre 18 y 24 años adhiere a la teoría conspirativa.

Otros temas que también generan suspicacia es la salud. El 55% de los franceses aprueba la idea de que “el ministerio de Salud está conchabado con la industria farmacéutica para ocultarle al público en general la realidad sobre la nocividad de las vacunas”. El 32% apoya asimismo la tesis de que “el virus del sida fue creado en un laboratorio y probado en la población africana antes de expandirse por el mundo”.

A la hora de opinar sobre inmigración, el 48% adhiere a la idea de que, de manera parcial o total, existe “un proyecto político de reemplazo de una civilización por otra organizado deliberadamente por las élites políticas, intelectuales y mediáticas y al que hay que poner fin devolviendo estas poblaciones a sus lugares de origen”.

En total, el 79% de los franceses cree al menos en una teoría complotista, y el 34% suscribe al menos a cuatro de ellas.

Para Rudy Reichstadt, director de Conspiracy Watch, estos resultados sobre las teorías conspirativas “confirman que estamos frente a un fenómeno no sólo tangible sino mayor, que atraviesa toda la sociedad e impregna las representaciones colectivas en un nivel preocupante”.