rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Entrevista Francia elecciones 2017

Publicado el • Modificado el

El gobierno de Macron “confirma el giro liberal” en Francia

media
Foto de familia del nuevo gobierno francés tras el primer consejo de ministros celebrado en París el 18 de mayo de 2017. Foto: Reuters

‘La derecha controlará la caja y la izquierda escribirá poemas’, de esta manera describía este jueves el diario 'Libération' la composición del nuevo gobierno francés nombrado ayer. Macron había prometido figuras tanto socialistas como conservadoras y lo ha cumplido aunque en temas como paridad, parece que no llega a las expectativas de campaña. Tampoco en el tema de la inclusión de caras nuevas y de la sociedad civil en las altas esferas del Estado.


Entrevista con Franck Gaudichaud, politólogo de la Universidad de Grenoble

RFI: ¿Este nuevo gobierno cumple con las expectativas que se había marcado Macron?

Franck Gaudichaud: De cierta manera sí. El gobierno del primer ministro Edouard Philippe cumple con la idea de Macron de abrirse hacia la izquierda y hacia la derecha. Mezclando las dos vertientes políticas. Al mismo tiempo, la famosa apertura hacia la sociedad civil vemos que es bastante limitada. Más bien ha habido una apertura hacia el mundo empresarial y de los expertos, esencialmente. Este gobierno está pensado para lograr una mayoría en las elecciones legislativas (previstas en junio) y ese es el gran desafío del presidente Macron. Ya lo dijo en una entrevista, que quería dinamitar parte de la derecha después de haber dinamitado el PS.

RFI: Hay tres miembros del partido conservador de Los Republicanos en puestos claves. Esto da una idea de las políticas que se van a llevar a cabo…

FG: Macron reafirma una orientación clara de centro derecha y muy liberal en el plano económico. La presencia de Bruno Le Maire (Les Republicains) en el ministerio de Economía y de Muriel Pénicaud (empresaria) en el ministerio de Trabajo, es una confirmación de un gobierno que va a flexibilizar mucho más el trabajo. Estamos ante un gobierno de corte liberal en lo económico.

Lo que podemos añadir es que esta orientación liberal es una decepción para los que pensaban que Macron se iba a abrir más hacia la izquierda, y estamos ante lo contrario. En términos tácticos es un éxito, por el momento, porque está generando muchas tensiones dentro del partido conservador de Los Republicanos y vemos que muchos diputados llaman ya a conformar una mayoría con el nuevo gobierno.

RFI: ¿Esto puede generar una suerte de implosión de Los Republicanos de cara a las legislativas?

FG: La dirección actual de Los Republicanos intenta decir que se trata sólo de casos individuales pero cuando vemos que ex ministros como Nathalie Kosciusko-Morizet o pesos pesados conservadores como Bruno Le Maire están ya dentro del gobierno o llamando a apoyar al gobierno es mucho más que una fuga individual. El sector ‘juppeista’ (más moderado dentro de Los Republicanos) e incluso otros sectores están buscando conformar mayoría con Macron. Pierre Gattaz, presidente de la patronal francesa MEDEF, también ha llamado a cerrar filas con el gobierno. Ante esto, los Republicanos no pueden quedarse sordos.

RFI: Una de las personalidades que destaca en este gobierno es la del ex reportero y periodista Nicolas Hulot en la cartera de la Transición Ecológica, al que habían intentado convencer otros presidentes en el pasado para entrar en el ejecutivo pero sin éxito. ¿Podrá Hulot llevar a cabo sus proyectos ecológicos en este gobierno?

FG: Yo creo que aquí hay un problema de coherencia tanto por parte de Hulot como del primer ministro Edouard Philippe que fue un jefe importante de la empresa nuclear Areva en un gobierno donde hay muchas personalidades pro nuclear y pro carbón. Y al mismo tiempo Hulot fue incluso presentado como candidato de Los Verdes-Europe Ecologie. Con su entrada en el gobierno se posiciona claramente en el centro derecha.

RFI: Macron anunció que quería un gobierno paritario. Hay una paridad en número (11 mujeres y 11 hombres entre ministros y secretarios de Estado) pero no tal vez en importancia de los ministerios ocupados por mujeres. El único importante ocupado por una mujer es el de Defensa con la centrista Sylvie Goulard.

FG: La famosa paridad, una vez más, está perdiendo la partida porque la paridad tiene que ver también con igualdad de responsabilidades. El presidente Macron cuando era candidato afirmó en un programa de televisión que le gustaría tener una primera ministra mujer y finalmente no ha sido así.

En cuanto a la presencia de ministras podemos decir que en algunos casos puede haber conflictos de intereses. Por ejemplo la ministra de Cultura, Françoise Nyssen , viene del mundo editorial (Actes Sud) o la ministra de Trabajo, Muriel Pénicaud, que fue dirigente de Dassault, responsable de Recursos Humanos en Danone y fue asesora de grandes multinacionales. Los sindicatos ya se están preguntando cómo va a ejercer su puesto de ministra de Trabajo con este pasado.