rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Grandes reportajes de RFI
rss itunes

Emmanuel Macron: El fenómeno político de las elecciones 2017

Por Natalia Olivares

Emmanuel Macron, un exbanquero de 39 años, se ha convertido en la gran sorpresa de estas elecciones presidenciales francesas. Claves para saber quién y cuáles son los planes del favorito para suceder a François Hollande.

 

Emmanuel Macron es el candidato que nadie esperaba en estas elecciones presidenciales 2017. Es el candidato más atípico de la política francesa por ser el más joven (39 años), porque nunca tuvo un cargo de elección popular, no pertenece a ninguno de los partidos tradicionales y ha esculpido su imagen mediática y política a punta de rechazo rotundo a esos partidos. Sostiene que no es “ni de derecha, ni de izquierda” pero, como lo declaró en su último mítin en París citando al general De Gaulle, su programa consiste en tomar “lo mejor de la derecha, lo mejor de la izquierda” e incluso “lo mejor del centro”.

Su trayectoria

Hijo de médicos y nieto de una directora de escuela que le inculcó el gusto por la literatura la filosofía y la poesía, se convirtió en un brillante estudiante e integró la prestigiosa escuela Henry IV de París. De allí empezó du recorrido hacia las altas esferas del poder. Diplomado de la Escuela Nacional de Administración ENA dejó luego la filosofía y las letras por las altas finanzas, comenzando a la edad de 30 años una carrera de banquero en el banco Rothchild.

Pero en 2012 decide dar un nuevo vuelco a su carrera al aceptar el cargo de Secretario General adjunto de la Presidencia que le ofrece François Hollande y en 2014 se convierte en ministro de Economía, Industria y Nuevas Tecnologías.

Renuncia a su cargo para crear su movimiento En Marche. Un acto que fue criticado pero que le dio alas en momentos en que la popularidad del presidente francés caía en picada.

En Marcha

Un año después, En Marcha -que lleva las iniciales de Emmanuel Macron- ha crecido como un fenómeno jamás visto, alcanzando 200 000 afiliados.

Un movimiento que se construyó en gran parte gracias a donaciones privadas y a la energía de centenares de jóvenes que encontraron en Macron un portavoz y la esperanza de romper con un sistema donde el desempleo alcanza el 10.5 %.

Mientras sus seguidores y él mismo reivindican su recorrido atípico como una fuerza, otros ven en él un personaje político fabricado para servir los intereses de los más ricos, debido a su pasado de banquero.

Emmanuel Macron centra su programa en una prioridad: reformar la educación con la voluntad de mejorarla en los barrios marginados.

Su programa se focaliza también sobre la reforma del trabajo que pretende bajar la tasa de desempleo en 5 años a través de un seguro y de la formación profesional.

Macron se presenta como el candidato “antisistema” y quiebra esquemas hasta en su vida privada: está casado con su profesora de literatura, 25 años mayor que él.

Brigitte Macron quien se ha convertido en una embajadora de su campaña electoral. Ella le ha abierto las puertas de las primeras planas de las revistas del corazón que le han dado estatura de “ícono mediático” al hombre político.

Sus detractores lo critican por haberse fabricado una imagen fuera del sistema a pesar de haber formado parte del sistema, le reprochan un programa poco claro y lo acusan de haber financiado su movimiento con fondos privados de origen desconocido.

El outsider logró sin embargo colarse entre los finalistas de la carrera y figura entre los 4 favoritos para acceder a la más alta función del estado: la presidencia de la República Francesa.