rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Australia

Publicado el • Modificado el

Francia obtiene un colosal contrato para construir submarinos australianos

media
El modoelo encargado por Australlia se llama "Barracouda". Aquí; "El Terrible", del grupo DCNS, el 20 de marzo de 2008. JEAN-PAUL BARBIER / AFP

El primer ministros australiano anunció que el grupo francés DCNS fabricará 12 submarinos en un contrato valuado en 34.500 millones de euros. La presidencia francesa se felicita por la creación de puestos de trabajo.


El grupo francés DCNS se adjudicó este martes un megacontrato estimado en 34.500 millones de euros para la construcción de la próxima generación de submarinos australianos, anunció el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull.

El especialista francés del sector naval de defensa, propiedad del Estado y de Thalès, competía con el alemán ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) y con un consorcio encabezado por Mitsubishi Heavy Industries que contaba con el respaldo del Gobierno japonés.

DCNS proponía una versión de propulsión clásica de su Barracuda, frente al Tipo 126 de ThyssenKrupp y el Soryu japonés .

Este contrato, el pedido militar más importante realizado por Australia, incluye 12 submarinos oceánicos de más de 4.000 toneladas para remplazar los actuales Collins que funcionan a base de diésel y electricidad.

Con este contrato de 50.000 millones de dólares australianos (34.500 millones de euros), Australia duplicará su flota a 24 buques.

Los doce submarinos serán "las naves más sofisticadas construidas en el mundo", aseguró Turnbull en conferencia de prensa.

Los sumergibles se construirán en la ciudad australiana de Adelaide.

"Este nuevo éxito será generador de puestos de trabajo y desarrollo en Francia y en Australia", afirmó un comunicado de la Presidencia francesa.

La entrada en servicio de los nuevos submarinos está prevista en 2027. Además de los submarinos, el contrato incluye, a lo largo de 50 años, las infraestructuras, el mantenimiento y la formación de las tripulaciones.

Australia anunció en febrero una ampliación de 29.900 millones de dólares australianos (19.400 millones de euros) del presupuesto de Defensa para los próximos diez años para afrontar los retos geopolíticos en Asia-Pacífico.

Aliada de Filipinas, Australia está inquieta sobre todo por la actitud de China en el mar de China Oriental, objeto de discordias territoriales entre Pekín y los países de la región.

China está realizando enormes operaciones de terraplenado de islotes, transformando arrecifes coralinos en puertos, pistas de aterrizaje e infraestructuras diversas.

Australia también integra la coalición liderada por Estados Unidos contra la organización yihadista Estado Islámico en Irak y Siria.
 

Con AFP.-