rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Francia hoy
rss itunes

El malestar juvenil se toma la Plaza de la República

Por Paula Estañol

La incertidumbre sobre el futuro y una reforma laboral que amenaza con hacerlos aún más precarios han llevado a los jóvenes franceses a inventarse nuevas maneras de protestar. Nuit Debout –Noche en pie- se llama el movimiento que aglutina el descontento de los franceses y que tiene como epicentro la emblemática y parisina Plaza de la República.

Dicen que fue una película con un marcado acento anticapitalista la que encendió la mecha y llevó a decenas de personas hasta la Plaza de la República, en pleno centro de París, con el afán de protestar contra la denominada ley El Khomri, una reforma laboral con la que el gobierno socialista de Francois Hollande pretente dar un nuevo impulso a la alicaída economía francesa.

Una vez en la Plaza de la República los manifestantes, sobre todo jóvenes, decidieron quedarse a dormir con el fin de llamar la atención de las autoridades. Así nació ‘Nuit Debout’, la ‘Noche en Pie’ en español, un movimiento ciudadano que a muchos les recuerda a los indignados del 15M en Madrid y a los chicos del Occupy Wall Street.

‘Soy estudiante y estoy obligada a trabajar paralelamente para mantenerme. Ahora me vi obligada a conseguirme un segundo trabajo en vista de lo difícil de la situación’, dice Lila una de las tantas jóvenes que desde el 31 de marzo se han apostado en la Plaza de la República para gritarle al mundo su descontento.

‘La ley El Khomri –que lleva el nombre de la ministra del Trabajo que la defiende- fue la chispa de un movimiento bastante ms amplio’, comenta el sociólogo belga Geoffrey Pleyers, especialista en movimientos sociales, miembro de la Asociación Internacional de Sociólogos. A eso agrega: ‘todos los ingredientes para un movimiento tipo indignados estaban reunidos en Francia donde mucha gente no ve ninguna alternativa en la política electoral’.

El experto señala que se trata, sobre todo, de jóvenes ‘que se sienten profundamente afectados por la flexibilización del mercado laboral. Pero cuando uno habla con estos jóvenes en la Plaza de la República se da cuenta que no protestan tanto por sus condiciones actuales sino que se sienten despojados de su futuro, que no tienen perspectivas y que quieren reinventarse un nuevo porvenir’.

Y es que los números son claros a la hora de hablar de la situación actual de los jóvenes en Francia. Se calcula que uno de cada cuatro jóvenes, menores de 25 años, está desempleado. De allí que a esta generación no lo sobren las certezas, como lo comenta el antropólogo Alain Bertho, autor del libro ‘Los hijos del caos’: ‘es la primera generación que llega a un mundo bloqueado por una mundialización financiera, donde los estados no tienen margen de acción. Una generación que no tiene, a diferencia de sus antecesores, una perspectiva de mejoría de la situación a través del progreso científico, de una revolución, o del progreso social. Entonces el tema del futuro, de la ausencia de futuro le pese considerablemente. Hay algo absolutamente fundamental que está ocurriendo y es la voluntad de desbloquear ese futuro y reabrir las perspectivas que las formas tradicionales de organización y gobernanza han cerrado completamente’.

La apuesta no está, entonces, en el aquí, ni en el ahora. La inquietud está en el futuro y los partidos políticos actuales no representan una solución al problema. Por lo menos así lo ven los jóvenes de ‘Noche en Pie’. ‘Los jóvenes no confían en los partidos políticos porque los han traicionado durante los últimos veinte años’, aclara Sami Nair, un destacado intelectual francés. ‘Dicen: vamos a desarrollar una forma de lucha que no pueda ser recuperada por los partidos políticos’, finaliza Nair.

De allí que cada decisión que se tome en la ‘Noche en Pie’ debe ser sometida a la opinión de una asamblea general, la misma en la que diariamente se expresan las comisiones que trabajan dando ideas al incipiente movimiento.

La pregunta es si este malestar ciudadano tendrá una continuidad política. Difícil saberlo dicen desde la misma plataforma participativa, que ha sido criticado por diversos sectores políticos, que destacan sobre todo lo inconveniente de una movilización masiva y constante en un lugar tan estratégico como la Plaza de la República, en pleno estado de excepción post atentados terroristas.

Del lado oficialista el movimiento parece haber dejado perplejo al gobierno socialista. ‘No se esperaban una movilización de este tipo’, dice el antropólogo Alain Bertho. Esto mientras el intelectual Sami Nair recuerda que en la historia de movimientos juveniles en Francia ha sido siempre el gobierno el que ha salido perdiendo.

ENTREVISTADOS: Geoffrey Pleyers, sociólogo, especialista en movimientos sociales, miembro de la Asociación Internacional de Sociólogos.
Alain Bertho, antropólogo y autor del libro ‘Los hijos del caos’
Sami Nair, sociólogo, filósofo, politólogo y catedrático francés.
Pablo, Marcos, Lila y Catherine todos presentes en la ‘Nuit Debout’