rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Francia hoy
rss itunes

París es una fiesta

Por Hugo Passarello

Para el 20 de noviembre a la noche, una semana después de los atentados del 13 de noviembre, la consigna era clara en los distritos 10 y 11 de la capital: salir a la calle y a los bares, hacer ruido y encender velas, para así demostrar que "la cultura seguirá resplandeciendo y para hacer brillar la luz de la esperanza y la fraternidad".

Cuando se cumplió la hora indicada, 21:20, hora del primer ataque, la gente presente frente al Bataclan comenzó a aplaudir, y entonó luego la Marsellesa. "Para algunos, el himno es un canto guerrero, para mí, es un canto a la libertad, a la libertad de expresión, a la igualdad y a la fraternidad", explicó Vincent, un vecino del distrito 11.

Numerosos homenajes, a una semana de los atentados

Jack Lang, exministro francés de Cultura: 24/11/2015 Escuchar

Entre los presentes estaba Jack Lang, exministro de Cultura del gobierno de François Mitterrand y una figura de la política francesa. Lang fue, junto a Charles Aznavour, uno de los firmantes del llamado para hacer luz y ruido.

A pesar de la presencia de figuras de la cultura, no había más de cien personas frente al Bataclan. Aún menos gente se había congregado frente a los bares que también fueron atacados dejando decenas de muertos. Quienes se acercaban lo hacían solo para dejar flores y encender velas, pero en silencio.

Los franceses decidieron mostrar su buen vivir como mejor lo hacen: reuniéndose en bares y cafés, incluso en aquellos cercanos a los lugares atacados. En L’Eventail, Isabel nos contó que "hay mucha gente por las terrazas, aunque menos que de costumbre. (…) Pero si no seguimos así, les vamos a dar la razón".

Volver a la vida nocturna, un fuerte símbolo

Nino, estudiante de 20 años: 24/11/2015 Escuchar

Los barrios 10 y 11 son visitados obligatoriamente para quienes quieren descubrir la vida nocturna y joven de París. Nino, un estudiante de comercio de 20 años con un pack de cervezas entre las manos, está resuelto a seguir viviendo como siempre, mientras que para Elisa y Marine, salir es un buen símbolo para mostrar que la gente no tiene miedo.

La mayoría de los comercios abrieron sus puertas el viernes por la noche. Incluso un bar, Les Cent Kilos, cuyo dueño fue una de las víctimas fatales de la calle Charonne. Si bien la tensión y el duelo siguen presentes, los jóvenes en las calles quieren mostrar que su diversión es una manera de resistencia.

Elena, fotógrafa y artista de 24 años: 24/11/2015 Escuchar

Más al norte en una galería de arte, cerca del Canal Saint-Martin, y a sólo 400 metros de los bares Le Carillon y Le Petit Cambodge donde 15 personas cayeron ante las balas de los terroristas, Elena, una fotógrafa y artista de 24 años, tuvo que cambiar sus planes de participar en Paris Photo, uno de los eventos más importantes de fotografía en Francia.

París es, y seguirá siendo, una fiesta

En estos días, al recorrer las calles de la capital, uno ve los bares llenos de jóvenes, dejando que la vida siga su curso. Sin poder asegurarlo, se puede intuir que todos siguen pensando en la tragedia de la semana pasada.

Pero este viernes 20 de noviembre, parecían querer dejar en claro que seguían vigentes las palabras del escritor estadounidense Ernest Hemingway, palabras que dieron el título París era una fiesta para la recopilación póstuma de sus memorias:

 

Para mantenerse informados pueden seguirnos en nuestra página Facebook y en Twitter.

Pueden hacernos llegar sus opiniones sobre la nota a través de nuestro formulario de contacto.

Para comunicarse con el periodista envíe un email a hugo.passarello [@] rfi.fr o sígalo en Twitter.