rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Francia elecciones Marine Le Pen

Publicado el • Modificado el

Uno de cada tres franceses aprueba las ideas del ultraderechista Frente Nacional

media
La candidata del Front National, Marine Le Pen. REUTERS/Charles Platiau

Una encuesta divulgada este jueves indica que el 31% de los franceses se dice de acuerdo con el histórico partido de extrema derecha a cien días de las elecciones presidenciales. Del sondeo se desprende además que dos tercios de los electores no desean que la candidata presidencial de Frente Nacional llegue a la segunda vuelta de los comicios de abril.


Nunca el Frente Nacional (FN) tuvo tanta aceptación en Francia. El 31% de los franceses se dice “de acuerdo” con las ideas del partido liderado por Marine Le Pen, hija del histórico líder del partido de extrema derecha Jean Marine Le Pen, indica una encuesta publicada este jueves por TNS-Sofres para los medios Le Monde/Canal+/France Info.

En el mismo sentido, el “desacuerdo” con el FN nunca estuvo tan bajo, sólo es hoy del 62%, cuando el rechazo era diez puntos mayor un año atrás.

Retrocede del mismo modo de 46% a 45% la opinión de que Marine Le Pen “representa la extrema derecha nacionalista y xenófoba”, mientras subió un 4%, al 41%, la opinión que la hija de Jean Marie Le Pen es “más bien la representante de una extrema derecha patriótica apegada a los valores tradicionales”.

Además, 53% de los consultados (-3) estima que el FN “representa un peligro para la democracia”, mientras 39% (-2) opina que “no representan ningún peligro” y 8% dice no tener una opinión sobre el tema (+1).

De todos modos, dos tercios (67%) de los franceses aseguran que no quieren que Marine Le Pen llegue a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Si le Pen consigue calificarse, esto supondría que el presidente francés, que aún no ha declarado que será candidato, o el socialista François Hollande quedaría relegado a un tercer lugar.

Quizás lo más significativo de estas cifras es que 31% de los encuestados asegura que el FN “es una partido con capacidad de participar en un gobierno” y 57% cree que se trata “sólo de un partido cuya vocación es agrupar a los votos de la oposición” (-5).

De este modo, la estrategia de “normalización” llevada a cabo por Marine Le Pen parece dar sus frutos. El abandono de la vieja retórica antisemita y homófobica por parte de esta abogada joven y divorciada, sumada a sus dotes de tribuna -heredados pero modernizados- explican en buena medida el éxito de la estrategia de “desdiabolización” del FN.

La caída de la popularidad del presidente Nicolas Sarkozy, quien cinco años atrás supo atraer al electorado de la derecha radical con un discurso centrado en la inmigración y la seguridad también lleva agua al molino de Marine Le Pen.