rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Bélgica Islamismo antisemitismo

Publicado el • Modificado el

Cadena perpetua para el terrorista del Museo Judío de Bruselas

media
Retrato de Mehdi Nemmouche durante su proceso en Bruselas, el 7 de marzo de 2019. REUTERS/Yves Capelle

El francés Mehdi Nemmouche, quien en 2014 mató cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas, Bélgica, fue sentenciado en la madrugada del martes a cadena perpetua, después que la fiscalía lo calificara como "un psicópata".


Esta matanza fue la primera perpetrada en Europa por un combatiente yihadista de regreso de Siria. Nemmouche había sido declarado culpable el viernes.

La presidenta del tribunal de Bruselas que lo juzgó anunció también una pena de 15 años de cárcel para Nacer Bendrer, al que un jurado popular había declarado culpable de facilitar las armas con las que Nemmouche perpetró el cuádruple asesinato.

Ahora Nemmouche y Bendrer -quienes niegan responsabilidad en la matanza- tienen un plazo de 15 días para presentar una apelación.

De acuerdo con la sentencia, se tomó en consideración la "absoluta ausencia de remordimientos con las víctimas".

También destacó el "marcado antisemitismo" de Nemmouche, así como la "peligrosidad" de un hombre "egocéntrico y narcisista".

"Su actitud durante las audiencias demostró la ausencia total de toma de conciencia de la gravedad de sus actos", señaló la sentencia.

Durante la acusación, el representante del Ministerio Público, Yves Moreau, pidió la cadena perpetua y calificó a Nemmouche como un "psicópata" y "cobarde".

"Lo que les pedimos, sin dudarlo, es que condenen a Mehdi Nemmouche a la cadena perpetua", había expresado.

"Señor Nemmouche, usted es apenas un cobarde, usted mata personas por la espalda, usted mata ancianas con un rifle, usted mata porque matar le da placer", le dijo Moreau durante su pieza de acusación.

El jurado popular, junto a tres magistrados, rechazaron así la tesis de la defensa según la cual este delincuente reincidente de 33 años, que niega los hechos, habría caído en una "trampa" de supuestos agentes libaneses o iraníes.

"La vida continúa", se limitó a decir Nemmouche en sus últimas palabras, antes de que el tribunal comenzara a deliberar sobre la pena

Nemmouche fue arrestado apenas seis días después de la matanza en el museo, en la ciudad francesa de Marsella, donde tenía un revólver y un fusil de asalto.

En el proceso, la fiscalía mostró que Nemmouche y Bendrer mantuvieron decenas de comunicaciones telefónicas en abril de 2014, en los preparativos para la matanza.

AFP