rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Brexit, las empresas temen el divorcio

Por Juan Carlos Bejarano

El 29 de marzo es la fecha oficial del Brexit, es decir que quedan menos de 40 días para que el gobierno de Theresa May logre obtener el apoyo del Parlamento para su acuerdo con Bruselas. El poco margen de tiempo que tiene la premier británica deja dos opciones claras: la primera, retrasar la salida de la Unión Europea, la segunda, una salida sin acuerdo.

Por nuestro corresponsal Juan Carlos Bejarano.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el informe completo.

La posibilidad de una ruptura sin pacto ha llevado a que una gran mayoría de empresas importadoras y exportadoras haya comenzado a preparar planes de contingencia para disminuir el posible impacto a su negocio.

Sin embargo, tienen por delante una tarea monumental ya que el 53% de las importaciones que llegan al Reino Unido provienen de países de la Unión Europea, mientras que el 44% de las exportaciones de este país son hacia países de la Unión Europea.

El paso de Dover es clave para este intercambio comercial. En cifras, cerca de dos millones y medio de camiones cargados de productos cruzan cada año por este paso fronterizo con Calais, en Francia.

FTA, la asociación que representa el sector de carga y logística, ha advertido que si todos los camiones que entran desde la UE tienen que ser inspeccionados, esto producirá largas esperas con colas de hasta 45 kilómetros, afectando las cadenas de suministros de tiendas, almacenes y supermercados, y la de la industria del motor, entro otras.

Jaime Blum, director de 24 Logistics, una empresa de envío de paquetería y carga, estima que “los controles de aduanas obviamente van a ser mucho más lentos, por eso muchas de esas empresas han abierto nuevas bodegas para mantener más mercancías para su exportación de carga”.

“Claro que afectará mis importaciones, no tanto en aranceles e impuestos, sino en bodegaje y liberación de los productos; los tiempos de entrega no serán los mismos”, expresa por su parte Mauricio Jaramillo, quien importa café a Reino Unido desde Colombia.

Ante la posibilidad de lentos controles aduaneros, el gobierno británico estaría barajando cerrar la importante autopista M26 en Kent, para convertirla en área de espera, ya que hasta 10.000 camiones al día podrían quedar atrapados en los controles.

Ampliar las bodegas ha sido la opción de un gran número de tiendas y almacenes de cadena, sin embargo algunos alimentos como frutas y hortalizas no pueden ser almacenados por largo tiempo. Por esta razón se espera cierto desabastecimiento y por ende subidas de precios de estos productos.

La preocupación de que haya escases ha llevado a ciudadanos a almacenar productos no perecederos y medicamentos.

Una posible solución para evitar el colapso de las importaciones y exportaciones desde y hacia la UE sería dejar vigente de manera transitoria toda la legislación sobre la libre circulación de mercancías.

Iván Guevara, un abogado del distrito financiero que asesora a varias empresas, considera que “el gobierno va a hacer todo lo posible por tener al menos una guía de principios en ese periodo transicional, pero lo que sería muy grave es que no haya nada, porque en ausencia de regulación le toca al gobierno, o sacar unas medidas a la carrera, o decir que se sigue aplicando lo que venía de atrás mientras se saca algo nuevo”.

Muchos exportadores se han visto obligados a abrir sucursales u oficinas en países de la UE, como es el caso de Mauricio Jaramillo que abre otra oficina en Polonia, con gastos suplementarios.

Ante un escenario de desabastecimiento y encarecimiento de productos básicos, quizás la mejor opción temporal sea la de retrasar el Brexit hasta que se logre un acuerdo o tratado que no afecte las importaciones y exportaciones.

'La actitud de Washington en Libia responde a intereses del Golfo', analista

Irán superará los límites permitidos de producción de uranio enriquecido

‘Escalar el Everest se volvió un paseo turístico’, dice Juan Pablo Mohr

El auge de los Verdes alemanes, ¿puede ocupar el lugar de la socialdemocracia?

Un centenar de médicos denuncian el “registro” de Chalecos Amarillos en los hospitales