rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

España Cataluña Partido Socialista derecha extrema derecha

Publicado el • Modificado el

Lluis Orriols: 'El PP es el gran perdedor de la derecha española'

media
La derecha y la extrema derecha españolas protestan contra el socialsita Pedro Sánchez en Madrid, el 10 de febrero de 2019. REUTERS/Sergio Perez

Para el politólogo y especialista en comportamiento electoral, Lluis Orriols, la crisis catalana propició el desgaste del conservador Partido Popular. La tomenta de la derecha en España se arrastra desde  2017 y ha propulsado a la extrema derecha.


>>Hacer click en la foto para escuchar la entrevista>>

La foto apareció en la portada de los diarios españoles: todas las derechas del pais -desde las expresiones mas liberales hasta las falangistas- reunidas el domingo 10 de enero contra el gobierno socialista de Pedro Sánchez al que acusan de traidor y de claudicar ante los independentistas catalanes. Trás el cliché, una idea: el Partido Popular (PP), Ciudadanos y Vox se disputan al electorado que está mas a la derecha de la derecha.

Si bien es cierto que el ascenso de la extrema derecha es un fenómeno que recorre Europa, admite el profesor de Ciencia Politica Lluis Orriols, el repunte en España de expresiones ultranacionalistas es resultado de los eventos pro independentistas de Cataluña que se desató en 2017.

La tormenta en la derecha

Hasta antes de la crisis catalana, el electorado del Partido Popular (PP) le había sido fiel –aun con los escándalos de corrupción que estallaron en su seno- por considerarlo como el garante de que la izquierda (Podemos) no subiera al poder, afirma el analista político. Los eventos en Cataluña “empiezan a desgastar al gobierno y en 2018, los votantes del PP expresan , por primera vez, su deseo de no votar por el partido y de hacerlo por otras formaciones. Inicialmente se benefició Ciudadanos y después Vox”.

El PP, Ciudadanos y Vox se muestran unidos bajo la bandera común del nacionalismo y contra un adversario común, Pedro Sánchez, a quien acusan de haber “traicionado” a España y de capitular ante las exigencias del independentismo.

Pero a esta unidad –cuya puesta en escena fue evidente con la manifestación del domingo pasado- subyacen profundas diferencias que distancian a una formación de la otra: “Ciudadanos es un híbrido liberal que se diferencia de Vox, un partido que tiene propuestas extremas respecto a las minorías, sexuales o en cuestiones de raza. El partido Popular, por su parte, es homologable a cualquier partido conservador europeo”.

El nacionalismo regional es el talón de Aquiles del PSOE

La aritmética electoral de Pedro Sánchez apuesta a forma un gobierno de izquierdas pero ese ve en dificultad de mantener su mayoría parlamentaria cuando intenta seducir a los partido nacionalista regionales. El PSOE genera un en enorme desencanto entre una parte del electorado de la periferia porque si bien el nacionalismo aglutina a las derechas a la izquierda la divide”, afirma Orriols.