rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Aeronáutica

Publicado el • Modificado el

Aeropuerto londinense de Gatwick, paralizado por drones vuelve a la normalidad

media
la utilización creciente de drones puede generar colisiones AFP PHOTO/MARTIN BERNETTI

Dos personas fueron detenidas en conexión con el "uso delictivo de drones" en el aeropuerto de Gatwick, en Londres, que este sábado volvió a una situación casi normal, después de que 140.000 viajeros se vieran afectados por las perturbaciones. Los drones fueron vistos por primera vez volando alrededor de Gatwick, el segundo aeropuerto de Reino Unido, el miércoles, lo que obligó a cerrar su única pista.


Cerca de mil vuelos fueron cancelados o desviados, afectando a 140.000 viajeros, desde el miércoles, cuando el aeropuerto tuvo que cerrar durante 36 horas por la presencia de drones. La policía de Sussex, condado en el que se encuentra el aeropuerto, dijo que los agentes usaron "un abanico de tácticas" para "detectar y mitigar nuevas incursiones" los aparatos.

El ejército empleó alta tecnología para localizar a los aparatos mientras la policía había contemplado la idea de derribarlos, después de que las autoridades hubieran en un primer momento descartado esta posibilidad.

La única pista de Gatwick fue cerrada por primera vez el miércoles a las 21H00 (locales y GMT) después de que se avistasen dos drones sobrevolando el lugar. Por la noche volvió a abrir durante menos de una hora, y cerró de nuevo de madrugada, cuando se volvió a señalar la presencia de drones, que fueron avistados 50 veces en 24 horas.

El director general del aeropuerto, Stewart Wingate, denunció una "actividad muy dirigida con el objetivo de cerrar el aeropuerto y causar el mayor número de perturbaciones justo antes de Navidad".

La policía aseguró que se trata de "un acto deliberado" pero precisó que "no hay absolutamente ninguna evidencia que sugiera un vínculo terrorista". Las mismas fuentes no descartan la posibilidad de que, él o los responsables, sean defensores del medio ambiente.

La legislación británica estipula que no se pueden utilizar drones a menos de un kilómetro de un aeropuerto y que estos no deben superar una altitud de 122 metros. El responsable o responsables de estos actos se exponen a una pena de hasta cinco años de prisión y a fuertes multas.

Gatwick comunica con más de 228 destinos en 74 países y unos 45 millones de pasajeros transitan por el aeropuerto cada año.

Con AFP