rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Unión Europea/Reino Unido: La UE publica proyecto de acuerdo sobre el Brexit de 585 páginas.
Vida en el planeta
rss itunes

Francia y Marruecos sobre el Paralelo 37

Por Silvia Celi

Despertar la chispa de la curiosidad, abrir puertas hacia el otro y hacia el mundo mediante un cóctel de culturas con ingredientes que podrían ser indigestos, si no se comprende el idioma, por ejemplo...¿es posible? Los jóvenes fundadores de la Asociación Travers d’Art lo lograron con Paralelo 37, un festival intercultural que celebró su primera edición en ChefChaouen, ciudad del noreste de Marruecos, inscrita como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

ChefChaouen es mundialmente conocida por el color azul de sus construcciones, aceras y calles. Una ciudad en la que compiten tradición y la presencia masiva de turistas, en particular asiáticos.

La ciudad luce todos los matices de azul. ChefChaouen, octubre de 2018. ®SilviaCeli/RFI

Fué allí que la Asociación Travers d'Art celebró lo que, espera, sea la primera de una serie de festivales Paralelo37.

El Festival, creado en tan sólo unos meses, recibió entre otros, el apoyo del alcalde de ChefChaouen, del Ministerio de la Cultura marroquí, de la Alcaldía de París y de varias universidades francesas.

"Uno de nuestros objetivos es revivir sitios históricos" explicó a RFI Javier Mansbach, miembro de la asociación Travers d’Art y co organizador del Festival. "También nos interesa ofrecer un espacio a artistas independientes con talento", añadió Mansbach.

Javier durante el montaje de la exposición de pintura y de fotografía, otro de los capítulos de Paralelo37. ®MayaErnest

Artistas como Jamal Nouman, marroquí, nacido en el seno de una familia con tradición musical árabo-andaluz….

El cantante marroquí, de tradición musical arabo-anadaluz, Jamal Nouman. ®FacebookJamalNouman

O el francés Paul Péchenard, que puso a bailar a grandes y a chicos en la plaza de ChefChaouen.

El cantante y compositor francés Paul Pechénart. ®FacebookPaulPechénard

Y su compatriota, Claire Gimatt, que es una orquesta por si sola…toca varios instrumentos, declama, baila y hasta canta a dos voces.

La cantante y compositora francesa, Claire Gimatt, durante su concierto en Chefchauen. Octubre de 2018. ®SilviaCeli/RFI

Uno de los momentos más intensos se vivieron gracias a la comediante Najoua Darwiche, que narró varios cuentos apoyada por Youness, un marroquí administrador de profesión que traducía al árabe. Y que, de paso, se reveló como un gran actor. El público muy heterogéneo estuvo todo el tiempo concentrado siguiendo el hilo de cada una de las historias. Fue realmente fabuloso constatar el talento de Najoua y el hecho de que la lengua no es una barrera.

Najoua et Youness en un momento mágico de su prestación. ChefChaouen, octubre de 2018. ®MayaErnest

Otra prueba de que la lengua no es una barrera fue la obra FIQ AL WALID, interpretada por varios comediantes de la tropa marroquí Al Masrah Al Adabi, de Tetuán. !Toda en árabe! Pero quienes no hablamos ese idioma nos divertimos igual.

Dos de las artistas del grupo Al Masrah Al Adabi, durante la presentación de la obra Fiq Al Walid. ChefChaouen, octubre de 2018. ®SilviaCeli/RFI

Otra experiencia mágica fue la presentación de Las Silla de Eugène Ionesco, interpretada en francés, por la compañía de teatro tolosana, l’ Amnesie Compagnie, ante un público mayoritariamente infantil.….

Claire de Beaumont, de la compañía de teatro tolosana L'Amnesie Compagnie, en una escena de Las Sillas de Ionesco. ChefChaouen, octobre de 2018. ®SilviaCeli/RFI

“Nunca olvidaré a ese público infantil sentado en el escenario, en las sillas que forman parte de la obra. Los niños estaban encantados con la historia, aunque no estoy segura de que la hayan comprendido. Pero quizás si, a través de esos personajes, dos ancianos finalmente enternecedores. Viejitos hay en todos los países. Yo creo que el universo un poco desfasado de Ionesco lo tenemos todos en nuestro inconsciente, en nuestra alma de niños. Fue el público ideal”, comentó emocionada Claire de Beaumont, quien interpretó el personaje femenino de Las Sillas, de Ionesco.

Un público excepcional, en efecto, que incluso durante espectáculo como el de las bailarinas francesas, Jeanne y Alexandra, de la compañía Les Egarés en el que se subraya un juego de equilibrio y no de movimiento, los asistentes de todas las edades permanecieron atentos durante su evolución.

Jeanne y Alexandra durante su espectáculo en la plaza central de ChefChaouen. Octubre de 2018. ®SilviaCeli/RFI

Más allá de una muestra cultural, Paralelo 37 se perfila como una experiencia humana y social.

Maya Ernest, la intrepida fotógrafa del festival. ®Festivalparalelo37

El equipo del festival paralelo37. A la derecha, Aline Ricard, presidente de la asociación Travers d'Art. ®MayaErnest