rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Kiev rompe sus lazos religiosos con Moscú: ¿cisma eclesiástico o decisión política?

Por Yaiza Martín

La independencia de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú es vista desde Kiev como una victoria política. Sin embargo, el Kremlin ha advertido de la posibilidad de un cisma religioso, comparable al de 1054...pero,¿cuáles son las razones reales de esta separación? 

Tras 332 años de dependencia del Patriarcado de Moscú, Kiev podría conseguir su autonomía eclesiástica. Bartolomé I, líder de los cristianos ortodoxos, decidió otorgar la independencia a la Iglesia ortodoxa ucraniana, rompiendo así los vínculos entre Ucrania y Rusia en el terreno religioso. Ahora Kiev espera recuperar a su antiguo patriarca, Filarete Denishenko, autoproclamado tras la caída de la Unión Soviética en un primer intento de ruptura, razón por la que fue excomulgado. Ahora espera que Rusia respete esta separación.

La independencia de su principal institución religiosa ha sido acogida por Ucrania como una victoria política. Su presidente, Petro Poroshenko, afirmó que la noticia "supone el fin de la ilusión imperial de Moscú". Desde que en 2014 la península de Crimea fuera anexionada a Rusia, Ucrania busca desvincularse de Rusia en todos los ámbitos.

Para Jivko Panev, sacerdote ortodoxo y Profesor de Derecho Canónico, la autocefalia de la Iglesia ortodoxa ucraniana va ligada a la independencia política de Moscú.

Las autoridades eclesiásticas ucranianas insisten en no querer una guerra religiosa; pero el Patriarcado de Moscú califica la ruptura como una catástrofe, y habla incluso de un cisma comparable al de hace casi 1000 años entre la Iglesia Romana y la Bizantina. 

Sin embargo, la reivindicación de Ucrania también se basa en razones históricas, ya que el origen de la Iglesia ortodoxa rusa surgió en realidad en Kiev en el año 988. 

Otra razón sería la voluntad de control por parte de Rusia incluso fuera de sus fronteras mediante la religión, uno de sus tentáuclos de influencia.

La Iglesia ortodoxa rusa ha rechazado la autocefalia de la iglesia ucraniana y ha amenazado con romper los lazos con el Patriarcado de Constantinopla, líder de las quince, ahora dieciseis, iglesias ortodoxas autónomas. 

 

Entrevistados:

  • Jivko Panev, sacerdote ortodoxo y Profesor de Derecho Canónico.
  • Andrew Trachuk, de la Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid. 

 

Elecciones de Noviembre: ¿aprovechará Trump su victoria con el juez Kavanaugh?

Brasil: Bolsonaro roza la victoria en la primera vuelta de las presidenciales

Peruanos de Tumbes oscilan entre solidaridad y xenofobia ante los venezolanos