rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Alemania Elecciones

Publicado el • Modificado el

Baviera vota en unas elecciones locales con alto impacto nacional

media
espués de varias crisis gubernamentales, los conservadores alemanes de Angela Merkel temen que una derrota en las elecciones regionales del domingo en Baviera o en Hesse, a finales de octubre, debiliten aún más la coalición de la canciller. Fuente: Reuters.

Después de varias crisis gubernamentales, los conservadores alemanes de Angela Merkel temen que una derrota en las elecciones regionales del domingo en Baviera o en Hesse, a finales de octubre, debiliten aún más la coalición de la canciller.


Por Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

En principio son sólo elecciones en uno de los 16 estados federales, pero las elecciones en Baviera, el estado más rico de Alemania, tendrán este domingo una enorme repercusión en la política alemana.

Aquí siempre ha reinado el conservador Partido Social Cristiano, la CSU, socio eterno de los demócrata cristianos de Merkel en el resto de Alemania; ahora , con un 32 % de intenciones de voto, la CSU está en la peor posición de su historia y no podrá gobernar más en solitario.

La causa la buscan sus políticos en dos explicaciones contradictorias: o bien el partido se movió demasiado poco más a la derecha, y no lograron quitarle votos a la ultra derechista Alianza por Alemania, la AfD, o por el contrario se fueron demasiado a la derecha y empujaron a sus votantes más pacifistas hacia Los Verdes.

Muchos socialcristianos, incluido su candidato principal y actual ministro presidente de Baviera Markus Söder, creen que la causa de su caída ha sido la participación del presidente del partido Horst Seehofer como ministro del interior de Merkel.

Un mal resultado podría afectar a la coalición de gobierno y hasta hacer caer a Merkel, mientras que todos mira perplejos como el partido ultraderechista Alianza por Alemania ya está tercero en las encuestas con un 14% de preferencias y ya logró deja atrás a los socialdemócratas que arañan apenas un 11%.