rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Reino Unido Brexit Theresa May

Publicado el • Modificado el

Nuevo asalto de Boris Johnson al Brexit de May

media
Boris Johnson, cuando aún era canciller, en un discurso en Londres el 14 de febrero de 2018. REUTERS/Peter Nicholls

Johnson, que abandonó el gobierno en julio pasado para protestar contra el proyecto de Brexit de la primera ministra, aprovechó el congreso de los Tories en Birmingham para volver a la carga y criticó la postura de May de conservar una relación comercial estrecha con el bloque.


Con el corresponsal en Londres Juan Carlos Bejarano

El centro de convenciones de Birmingham se llenó completamente para el discurso más esperado de este congreso del Partido conservador, el del torbellino Boris Johnson.

El exministro de Exteriores aprovechó el escenario y la expectativa que había generado su discurso para lanzar un nuevo ataque a Theresa May. Según Johnson, la propuesta de Brexit de la premier es un engaño que le puede dar un impulso a la extrema derecha, a seis meses de la salida programada del Reino Unido del bloque.

En medio de aplausos, Johnson aseguró que había llegado la hora de acabar con el plan May, más conocido como plan de Chequers. Durante su discurso, el líder euroescéptico acusó a Theresa May de “imitar las políticas de la oposición laborista" y se presentó como un defensor de los verdaderos principios y valores del conservadurismo.

“Hay que botar Chequers a la basura”, dijo Johnson que quiere un plan alternativo que consiste en firmar acuerdos de libre comercio como el rubricado entre la Unión Europea y Canadá (CETA).

Pese a las críticas de los miembros de su partido, en la primera fila, atentos a las declaraciones de Johnson, se podía ver a algunos pesos pesados del partido conservador como Ian Ducan Smith o David Davies quienes podrían eventualmente ayudar a Johnson a derrotar el plan de Brexit en el parlamento.

Su intervención sirvió para tantear su popularidad, y por lo visto este martes en Birmingham, Boris Johnson sigue siendo extremadamente popular, sin duda mucho más que Theresa May quien día tras día se debilita en el cargo más importante del país.