rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Turquía Alemania Angela Merkel Recep Tayyip Erdogan

Publicado el • Modificado el

Erdogan llega a Alemania para poner paños fríos a las tensiones con Berlín

media
La visita de Erdogan a Alemania se produce en el marco de un impresionante despliegue de seguridad en Berlín, el 27 de septiembre de 2018. Fuente: Reuters.

Un año y medio después de haber denunciado "las prácticas nazis" del gobierno alemán, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan iniciará el jueves en Berlín una visita oficial con la que pretende reconciliar a ambos países.


Por Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

Pocas veces se ve un despliegue así en Berlín: alarma en grado uno: Cierre del alcantarillado, patrullas de perros detectores de bombas por toda la ciudad, buzos buscando peligros en los canales cercanos a la cancillería, espacio aéreo cerrado.

Ciertamente la llegada del presidente turco Recep Tayyip Erdogan no es la más alegre que se puede esperar. Multitud de conflictos lastran las relaciones entre los dos países. El ministro de estado Michael Roth ya advirtió que “estamos lejos de haber normalizado nuestras relaciones, no olvidaremos fácilmente las humillaciones del pasado”.

Ejemplos de ello: haber acusado a Alemania de usar métodos nazis cuando no se le dejó hacer propaganda política en el país, el encarcelamiento de corresponsales alemanes en Turquía, otros cinco presos alemanes encarcelados por temas políticos… A esto se añade el estado de los derechos humanos en Turquía, la falta de independencia de la justicia, su apoyo a grupos islamistas extremistas en Siria.

Erdogan espera en esta visita proponer un frente común con Merkel contra las barreras de Trump, apoyo a las negociaciones para que Turquía entre en la Unión Europea y apoyo para su combate contra la organización kurda PKK.

La distancia entre ambas naciones es tan grande en estos momentos que ya el mero sentarse juntos en una mesa suena como un gran paso. Erdogan ha visitado catorce veces Alemania, pero esta vez será la primera en que es recibido como jefe de Estado con todos los honores