rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Unión Europea Elecciones Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

Steve Bannon obrará desde Bruselas para desbaratar la Unión Europea

media
Steve Bannon junto a Marine Le Pen durante el congreso del Frente Nacional en Lille (norte de Francia), el 10 de marzo de 2018. PHILIPPE HUGUEN/AFP

El ex consejero de Donald Trump y campeón de la “alt right” estadounidense creó una organización en Bruselas con el objetivo declarado de socavar los fundamentos del bloque europeo y paralizar su funcionamiento, apoyándose en los movimientos populistas del continente.


La ex eminencia gris de Donald Trump tiene un nuevo proyecto: paralizar la Unión Europea. Steve Bannon ha creado The Movement (El Movimiento), un grupo dedicado explícitamente a socavar los fundamentos del bloque europeo, impulsando la agenda de los populistas y nacionalistas europeos.

Bannon, que le ha vaticinado un “gran porvenir” a la ultraderechista francesa Marion Le Pen, se ha asociado con Raheem Kassam, ex consejero de Nigel Farage, uno de los artesanos del Brexit.

“The Movement será nuestra oficina central para un movimiento populista y nacionalista en Europa. Vamos a enfocarnos en los individuos y los grupos de apoyo interesados por las cuestiones de soberanía, control de fronteras y el empleo”, explica Kassam.

“Nos hemos instalado en Bruselas porque es el corazón de la Unión Europea, la fuerza más perniciosa contra la democracia del Estado nación en Occidente hoy en día”, afirma.

La semana pasada, Bannon estuvo en Londres, donde se entrevistó con Nigel Farage, pero también con Louis Aliot, pareja de la lideresa de extrema derecha francesa Marine Le Pen, ante quienes presentó un “proyecto populista” destinado a provocar un movimiento “tectónico de placas” en Europa.

El primer objetivo de este grupo son las elecciones europeas previstas en mayo. Se trata de una cita electoral que suele movilizar poco a la ciudadanía, por lo que Bannon y Kassam esperan pesar en la elección gracias a los electores nacionalistas y populistas. La meta: conseguir un grupo de legisladores suficientemente importante como para provocar una parálisis y hasta el cierre del Parlamento Europeo y la Comisión Europea.

Actualmente, las formaciones euroescépticas o antieuropeas tienen un centenar de diputados entre los 751 presentes en Estrasburgo.

Con AFP