rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Reino Unido Theresa May

Publicado el • Modificado el

Brexit: Theresa May, atrapada entre dos facciones conservadoras

media
La primera ministra británica, Theresa May, logró este lunes que el Parlamento aprobara su proyecto de ley sobre el funcionamiento de las aduanas tras el Brexit, pero para ello tuvo que hacer concesiones a los diputados euroescépticos de su partido. Fuente: Reuters.

La primera ministra británica logró este lunes que el Parlamento aprobara su proyecto de ley sobre el funcionamiento de las aduanas tras el Brexit, pero para ello tuvo que hacer concesiones a los diputados euroescépticos de su partido conservador.


Por Juan Carlos Bejarano, corresponsal de RFI en Londres

Theresa May pareciera haberse convertido en un rehén de los llamados Euroescépticos de su partido, un grupo de no más de 50 diputados que buscan un Brexit duro, una especie de rompimiento total con la Unión Europea.

La guerra interna que viven los “tories” ha obligado a May a hacer varias concesiones y cambios a su proyecto de Ley para la salida de la Unión Europea. Anoche la Premier aceptó cuatro enmiendas contra el llamado proyecto de ley de Aduanas, para evitar ser humillada en la primera votación de la que salió victoriosa por solo tres votos.

Igualmente, May se ha visto obligada a descartar de inmediato una propuesta de la exministra Conservadora Justine Greening para un segundo referéndum antes del 2019 sobre el Brexit como vía de desbloquear el estancamiento que se vive en torno a este tema en el Parlamento y fuera de él.

La Premier parece temer a un llamado de Voto de confianza por parte de los Euroescépticos de su partido, liderados por el diputado Jacob Rees Mogg, aunque muchos creen que la primera ministra sobreviviría si se presentase esta situación.

May se ve cada día más debilitada, contra la espada y la pared por culpa de los Euroescépticos o “brexiteers” a los que pertenecen dos pesos pesados del partido Boris Johnson y David Davies, quienes renunciaron la semana pasada de sus ministerios de exteriores y Brexit respectivamente, en una acción que muchos han visto como el preámbulo del final de May, algo que aún no se presenta pero que podría ocurrir pronto si siguen los ataques contra la Premier desde su propio partido.


“Chequers”

En el centro del descontento se encuentra el "plan de Chequers", una propuesta del ejecutivo británico para conservar una estrecha relación comercial con el continente tras el Brexit.

Considerado como una deformación del referéndum del 23 de junio de 2016 para los partidarios del Brexit duro, este plan, cuyos detalles fueron desvelados el jueves, provocó las dimisiones de los ministros de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, y del Brexit, David Davis, respectivamente.

El sucesor de David, Dominic Raab, tiene que reunirse esta semana con el negociador de la UE, Michel Barnier, para intentar reanudar las discusiones, bloqueadas por el problema de la frontera irlandesa, que el "plan de Chequers" tendría que, en teoría, resolver.

Londres tiene poco tiempo para defender su propuesta. Los negociadores tendrían que llegar a un acuerdo antes de octubre para permitir que los Parlamentos europeos y británico lo ratifiquen antes de la entrada en vigor del Brexit, prevista el 29 de marzo de 2019.

Mientras el tiempo apremia y continúan las divisiones, la idea de celebrar un nuevo referéndum sobre la salida de la UE tiene cada vez más partidarios en Reino Unido.

Con AFP