rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Alemania Austria Inmigración

Publicado el • Modificado el

Angela Merkel salva su gobierno con un acuerdo sobre los migrantes

media
Angela Merkel y su ministro del Interior Horst Seehofer, el 20 de junio de 2018 en Berlín. REUTERS/Hannibal Hanschke

La canciller Angela Merkel logró este lunes preservar in extremis su gobierno alemán, al alcanzar un compromiso con su ministro del Interior para reducir el número de solicitantes de asilo en el país.


Con Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

Fue un débil acuerdo que necesitó muchísimas horas y toda la plana mayor de los partidos en conflicto, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel y la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), del ministro del Interior, Horst Seehofer.

El acuerdo da un poco a cada uno: acepta la idea de Seehofer de no dejar completamente abiertas las fronteras a quienes quieran pedir asilo en Alemania pero dándoles la posibilidad de quedarse en los llamados “centros de tránsito”.

Allí serían internados los refugiados que hayan llegado a Alemania tras haberse registrado como peticionarios de asilo en otros países de la Unión Europea y desde ahí también podrían ser expulsados hacia los países europeos donde se registraron por primera vez.

Pero este acuerdo abre el otro frente de sus socios principales en la coalición de gobierno, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SDP), que se opuso ya en 2015 a la creación de este tipo de centros.

La jefa de los socialdemócratas, Andrea Nahles, se mostró abierta a discutir, pero aceptar un acuerdo empujado por el ala más a la derecha de sus socios de coalición será un hueso sin duda duro de roer para el SPD.

La tormenta al parecer pasó, pero los daños de esta discusión o más bien pulso de fuerzas entre la canciller y el jefe de su llamado “partido hermano” de la Unión Social Cristiana de Baviera es difícil de calcular.

Reacción de Austria

El acuerdo de Merkel para salvar su gobierno ya empezó a provocar críticas, con un riesgo de efecto dominó en el resto de Europa y especialmente en Austria.

El gobierno austriaco indicó este martes que está "dispuesto a tomar medidas para proteger" sus fronteras tras las restricciones a la entrada de migrantes anunciadas por su vecino alemán en el marco del acuerdo para resolver la crisis gubernamental en Berlín.

Si el gobierno alemán valida el compromiso alcanzado el lunes por la noche "estaremos obligados a tomar medidas para evitar desventajas para Austria y su población", explicó el gobierno austriaco en un comunicado. Dice estar "dispuesto a tomar medidas para proteger sus fronteras en el sur especialmente", con Italia y Eslovenia.