rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Primer juicio en España en el caso de los bebés robados

Por Raphael Morán

La justicia española sentará en el banquillo al primer acusado en el sonado caso de los bebés robados desde el franquismo: un médico ginecólogo acusado de falsificar documentos de adopación. Una página oscura de la historia de España.

El hombre que la justicia española juzga es el doctor Eduardo Vela. Este ginecólogo tiene 85 años y en los años 60 trabajaba en la clínica San Ramón de Madrid. La justicia lo acusa de haber falsificado documentos para arrebatarle una recién nacida a su madre, y luego entregarla en adopción a otra mujer.

La niña se llama hoy Inés Madrigal, tiene 49 años (ver foto arriba) y emprendió un largo camino judicial cuando se dio cuenta que fue adoptada en esa clínica, que resultó ser uno de los centros del tráfico de niños durante la dictadura franquista.

Madrigal logró llevar a juicio al doctor Vela, acusado de haber firmado un falso acta de nacimiento.

Inés Madrigal, una española que denunció haber sido robada en una maternidad cuando era bebé. REUTERS/Juan Medina

La desaparición de niños para venderlos a padres adoptivos empezó "cuando la Guerra Civil, se los quitaban a las madres republicanas y se los daban a las madres afines al régimen. Llegó un momento en que se convirtió en un negocio (…) y daba igual que estuviéramos casadas o solteras", explicó a RFI María Cruz Rodrigo Hernández, presidenta de SOS Bebés robados Madrid, quién denunció por su parte el robo de su hijo, nacido en 1980.

En efecto el robo de recién nacidos partió de una teoría delirante para supuestamente extirpar de la sociedad española un 'gen rojo', tras la Guerra Civil.

>De nuestros archivos: 'De la limpieza del gen marxista al mercado negro de bebés'

Además, precisa María Cruz Rodrigo, muchos de estos niños robados fueron registrados como hijos biológicos de sus padres adoptivos, complicando aún más la posibilidad de localizar a sus padres biológicos reales.

Hoy se sabe que fueron sobre todo madres solteras, jóvenes o de bajos recursos quienes fueron víctimas de robos de bebés en maternidades españolas. Se les decía que su bebé había muerto y no se les presentaban ninguna prueba.

Esto fue lo que justamente lo que le pasó María Cruz Rodrigo cuando tenía 21 años en 1980. “Mi marido y yo tuvimos a nuestro hijo en el hospital 12 de Octubre, de Madrid. El sexto día fuimos a verle y nunca le hemos vuelto a ver. Nos dijeron que siguiera llevando la leche. Nosotros salimos del hospital y no nos dieron ningún papel”, contó por teléfono. Sin embargo, la causa fue archivada.

>Escuche el testimonio audio de María Cruz Rodrigo haciendo clic en la foto principal arriba.

Con la ayuda de asociaciones, cerca de 2.400 denuncias de casos de bebés robados fueron presentadas ante los juzgados. Pero muchas denuncias fueron archivadas lamenta Enrique Vila, abogado de la Asociación SOS Raíces. “Se han producido muchos archivos con el tema de la supuesta prescripción de los delitos, también por falta de culpables, porque algunos de ellos han fallecido”.

Vila quiere también que se juzgue a la Iglesia Católica que manejaba muchas casas cuna donde se produjeron estos robos: “La Iglesia tiene un doble papel en la trama de adopciones irregulares en España: participaron directamente en la coacción a las madres para que entregasen a los niños en contra de su voluntad".

"Actualmente, la iglesia católica tiene otra responsabilidad porque no pone facilidades para abrir los archivos de estos hospitales y casas cunas. Por lo tanto, los adoptados que hemos sido comprados ahora mismo no podemos encontrar a los familiares biológicos”, denuncia Vila quien, al enterarse de que fue comprado por su familia adoptiva, denunció también penalmente a la monja que dirigía la casa cuna Santa Isabel.

Las asociaciones de víctimas esperan que este juicio a un presunto responsable de robos de bebés sea el primero de una larga lista de demandas judiciales inconclusas y que no han permitido a hijos adoptados, o madres y padres víctimas de la trata de niños, conocer la verdad varias décadas después de los hechos.

Entrevistas:

>María Cruz Rodrigo Hernández, presidenta de SOS Bebés robados Madrid. Asociación que ha presentado la denuncia contra el doctor Eduardo Vela.

>Enrique Vila, abogado de la Asociación SOS Raíces que presentó la demanda de 2011 ante la fiscalía que abrió el tema de los bebés robados.

En Gaza, ya se sienten las consecuencias de los recortes de EE.UU. a la UNRWA

Génova, la caída del puente, mezcla de fallas técnicas y debilidad del Estado

Álvaro Leiva: ‘Salimos de Nicaragua porque no garantiza el derecho a la vida’

El barco Aquarius vuelve a zarpar para rescatar a los migrantes del mediterráneo