rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

España

Publicado el • Modificado el

El cuñado del Rey de España a un paso de entrar en la cárcel

media
Iñaki Urdangarín. Foto de archivo. REUTERS/Enrique Calvo/File Photo

La ex estrella del balonmano español y marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, está citado este miércoles en la Audiencia de Mallorca donde se decidirá si entra o no en prisión. Este martes, el Tribunal Supremo ratificó la condena por corrupción por el llamado caso ‘Nóos’ y le impuso una pena de cinco años y diez meses de cárcel por malversación, prevaricación, fraude a la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.


Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres, al frente de la fundación Nóos se embolsaron entre 2006 y 2008, casi seis millones de euros de dinero público de los gobiernos regionales de Islas Baleares y Valencia para, en teoría, organizar varios eventos de promoción deportiva y de promoción turística.

“En el juicio oral, los responsables mallorquines y valencianos dijeron que se le contrataba porque era el yerno del rey (Juan Carlos I), sin concurso, sin publicidad, sin nada. Todo esto parece una trama urdida, una farsa para apropiarse dinero porque además lo que estaba estipulado en los contratos, no se hacía”, explica a RFI el Catedrático de Derecho de la Universidad de Barcelona y especialista en temas de corrupción, Joan Josep Queralt.

En el juicio de 2017, Urdangarín fue condenado por la Audiencia de Palma de Mallorca a seis años y tres meses, ahora el Tribunal Supremo le rebaja la pena a cinco años y diez meses de prisión porque ha descartado el delito de falsedad de documento público pero ha retenido los de malversación, prevaricación, fraude y tráfico de influencias.

En ese juicio, su mujer, la infanta Cristina, fue absuelta porque no se pudo probar el delito fiscal, aunque fue condenada por haber participado a título lucrativo, esto es, por haberse enriquecido con el dinero obtenido en esa trama. Fue condenada a pagar una multa de 265.000 euros, una multa que fue rebajada a 139.950 euros.

Si entrada en prisión es prácticamente ineludible. Este miércoles ya ha sido citado por la Audiencia de Palma de Mallorca que debe ejecutar la sentencia del Supremo. Urdangarín sin embargo puede recurrir en amparo al Tribunal Constitucional, aunque tal recurso es poco probable que prospere, según Queralt. “Ese recurso de amparo sería por vulneración de garantías constitucionales, por ejemplo argumentando que se le ha condenado sin pruebas, sin oírle, sin designar abogado, con documentos falsos, y ese no parece que sea el caso”, subraya el catedrático de Derecho de la Universidad de Barcelona.

El caso explotó en 2010, en plena crisis económica en España y puso en jaque a la monarquía muy criticada también por los excesos del entonces monarca, el rey Juan Carlos por sus viajes para cazar elefantes en Botsuana o por su relación con Corinna zu Sayn Wittgenstein, una aristócrata y empresaria alemana.

Los escándalos precipitaron la abdicación del rey en favor de su hijo Felipe en 2014 que una vez en el torno apartó a su hermana y su cuñado de los actos oficiales y le retiró el título de Duque de Palma.