rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

España Pedro Sánchez Entrevista

Publicado el • Modificado el

"Pedro Sánchez gobernará España en solitario"

media
Con el apoyo de una heteróclita mayoría, el líder socialista Pedro Sánchez derribó este viernes al conservador Mariano Rajoy en una moción de censura en el Parlamento. REUTERS/Sergio Perez

Encabezando una ola de indignación por la condena judicial del Partido Popular de Mariano Rajoy en un caso de corrupción, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, consiguió los apoyos necesarios para aprobar una moción de censura para sacar al líder conservador Mariano Rajoy. El ex economista, de 46 años, fue investido este viernes presidente del gobierno. ¿Cómo ejercerá sus funciones? Se lo preguntamos al analista politico y periodista Arturo Puente.


La coalición que impuso la moción de censura, es muy heteróclita, ¿cómo podrá gobernar Pedro Sanchez?

La oposición de Mariano Rajoy la llama “coalición Frankenstein”. Es verdad que se trata de una coalición complicada: Partido Socialista, Podemos, Nacionalistas e Independentistas, una coalición muy difícil, y evidentemente él no tiene ningún interés en llevar a toda esta coalición al gobierno. Cabe recordar que el gobierno de Pedro Sánchez será provisional, de momento tiene un mandato que acaba dentro de dos años, y ni siquiera está claro que quiera llevarlo hasta otra legislatura. Habrá nuevas elecciones en un horizonte a medio plazo que podría ser dentro de un año, coincidiendo tal vez con las municipales. Por lo tanto formará un gobierno con ese horizonte, creo que se traducirá más bien por un gobierno en solitario, o como mucho, con alguna concesión a Podemos y todas las agrupaciones que tienen a su alrededor, que son varias. Un gobierno así, podría tener acuerdos puntuales en el Congreso y en el Senado, sobre todo en el Congreso donde puede tener mayoría. Sobre todo buscar ganar soporte electoral, ampliando su base y marcando un perfil presidencial para ir a elecciones donde vuelvan a barajarse las cartas. Creo que es un poco la hoja de ruta que tiene Sanchez.

¿En esta perspectiva, cuáles podrían ser sus primeras medidas?

Hay varias carpetas, una de ellas será la llamada "ley mordaza", ley de orden público que fue muy criticada porque se suponía violaba derechos y libertades, y tal vez Sánchez podría derogar algunos de sus artículos. Otras cuestiones serán de orden económico, la reforma laboral -una de las primeras medidas de Rajoy cuando llego en 2012- ha sido criticada y también podrían caer algunos artículos. Una tercera carpeta es la de las comunidades autónomas. Sanchez necesita aprobar una reforma sobre la financiación de las comunidades, tarea que debería haberse hecho hace tres años… Es complicado pues hay que conjugar el interés de 17 comunidades con diferentes alianzas, pero urge hacerlo. Sobre todo cuando durante la travesía del PSOE, mantuvo su poder en las Comunidades y Municipios y por tanto aspiran a medidas que alivien la presión que han recibido. Y el tema de Cataluña será importantísimo, no creo que haya grandes medidas, pero si muchos gestos, intentará derretir una situación congelada en un elevado punto de conflicto.

¿Cuál sería la visión desde Bruselas, en momentos en que Italia también forma nuevo gobierno y se avecinan tormentas transatlánticas?

Es verdad que si bien no hay tormenta financiera, hay anuncio de tormenta y sabemos que siempre impacta más fuerte en el sur de Europa. Si en dos estados grandes como España y Europa hay inestabilidad política, es normal que surjan temores, pero el caso de Italia y de España son muy diferentes y lo saben las cancillerías europeas. Pedro Sanchez viene de la corriente europea, social demócrata y por tanto hay consenso sobre los límites de déficit, balance comercial, austeridad, etc., por lo tanto en este ámbito no habrá grandes cambios respecto a la política de Rajoy. Tampoco sus socios de Podemos le están pidiendo grandes cambios, Sanchez obtuvo el apoyo de la mayoría del Congreso prácticamente sin hacer promesas, sin comprometerse a nada que no sea sacar a Rajoy, por tanto en este tema creo que hay grandes diferencias. En España no hay una ola de escepticismo, ni grandes cuestionamientos de las instituciones europeas. En Italia es diferente, existe una crisis Constitucional que viene del avance  de las fuerzas populistas y euroescépticas, con un programa que cuestiona el euro y las medidas financieras de Bruselas. En España podrá haber un período de inestabilidad institucional, sobre todo si Sanchez no tiene suficientes apoyos para sacar adelante grandes medidas, pero no habrá cuestionamiento de la Unión Europea.