rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Emmanuel Macron Angela Merkel Unión Europea

Publicado el • Modificado el

Macron critica fetichismo presupuestario alemán y unilateralismo de Trump

media
Macron y Merkel en la entrega del premio europeo Carlomagno en Alemania este 10 de abril. Reuters

Con ocasión de la entrega del premio europeo Carlomagno en Alemania, el mandatario francés criticó implícitamente a Trump por ‘decidir’ sobre la conducta que deben adoptar los europeos y a los alemanes por su timidez en materia de gastos e inversiones. También defendió el multilateralismo europeo.


El presidente francés Emmanuel Macron exhortó este jueves a Alemania –en presencia de la canciller Angela Merkel– a dejar atrás su “fetichismo” por los excedentes presupuestarios y comerciales para realizar las reformas necesarias en Europa.

“En Alemania no puede haber un fetichismo perpetuo por los excedentes presupuestarios y comerciales, porque se hacen a expensas de los demás”, declaró tras haber recibido el premio europeo Carlomagno durante una ceremonia en la ciudad alemana de Aquisgrán a la que asistió la canciller.

Macron insistió también en que la zona euro se refuerce dotándose de un “presupuesto propio” pese a las reticencias de Alemania a esta propuesta.

"Creo en un presupuesto europeo mucho más ambicioso (...) Creo en una zona euro más integrada, con un presupuesto propio", declaró Macron tras haber recibido el premio europeo Carlomagno en presencia de la canciller Angela Merkel en la ciudad alemana de Aquisgrán.

El objetivo de las reformas que propone Macron a los europeos, particularmente a los alemanes, es fortalecer a Europa para que el continente pueda asumir su misión histórica, que el mandatario define así: “Tenemos que luchar por algo más fuerte que nosotros mismos, más fuerte que nuestros países. Tenemos que luchar por reinventar una Europa nueva y más fuerte. Y, con ella, llevarle al mundo esta parte de universal que está en manos de Europa”.

Sobre esos valores universales que Europa debe llevar al mundo, Macron citó la “civilidad europea”, esa que es patente en “los cafés y las universidades, la que cree en la fuerza de la verdad y en la confrontación democrática de ideas”.

También evocó un valor clave en las relaciones internacionales en el que Macron ha insistido, sin éxito, estos últimos días: “No tengáis miedo de ser la voz cantante del multilateralismo fuerte en el que creo. Debemos creer en nuestra capacidad para transmitir estas reglas al mundo entero”.

Macron también recordó que la unidad Francia-Alemania es la condición para la unidad europea, que es la única vía para la acción.

Merkel y Macron, de acuerdo para criticar a Trump

Sobre las propuestas de Macron en materia presupuestaria, la canciller alemana declaró, de manera muy diplomática: “Tenemos culturas políticas y maneras de abordar los temas europeos diferentes”.

En otros temas, concretamente en los campos de la defensa y la política exterior, en particular frente a la tendencia aislacionista de la administración Trump, Macron y Merkel se mostraron en cambio cercanos.

“Se acabó la era en la que podíamos contar con Estados Unidos para protegernos”, dijo Merkel. Por lo tanto, Europa debe ser dueña de su destino”.

En su discurso, Macron se inscribió en este espíritu exhortando a “hacer de Europa una potencia geopolítica” y “diplomática” y criticando implícitamente la voluntad de Estados Unidos de querer dictarles a los europeos lo que tienen que hacer, como en el caso del acuerdo nuclear con Irán.

“Si aceptamos que otras grandes potencias, incluso aliadas, incluso amigas en las horas más duras de nuestra historia, se ponen en una situación de decidir por nosotros nuestra diplomacia, nuestra seguridad, en ocasiones haciéndonos correr los peores riesgos, entonces ya no somos soberanos”.

Después del anuncio del retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, el presidente Trump amenazó con sanciones a las empresas europeas que continúen haciendo negocios con Teherán.