rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Unión Europea Francia Emmanuel Macron

Publicado el • Modificado el

Macron a Europa: ‘No quiero pertenecer a una generación de sonámbulos’

media
Emmanuel Macron ante los europarlamentarios en Estrasburgo, martes 17 de abril de 2018. Foto: Reuters

El presidente francés llamó ante los parlamentarios europeos a “reinventar la soberanía europea” ante la "tentación autoritaria" de algunos países de la Unión Europea, refiriéndose a países del Este como Polonia o Hungría. Macron propone financiar a las ciudades que reciban e integren a refugiados como parte de una reforma del reglamento europeo que lleva atascada dos años.


El gran examen oral de Emmanuel Macron en el Parlamento Europeo de Estrasburgo se saldó este martes con dos titulares. El primero fue el de “reinventar Europa”. “Quiero pertenecer a una generación que decida sobre su democracia… no cederé ante ninguna fascinación por los regímenes autoritarios”, declaró en su discurso el presidente francés que añadió: “no quiero formar parte de una generación de sonámbulos”.

Macron se refería así al auge de los nacionalismos en el seno de la Unión Europea, en países sobre todo del Este, los del grupo de Visegrado, países excomunistas que comparten una visión escéptica de Europa y que está compuesto por República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia. Y cuyas posiciones ante migrantes y políticas europeas preocupan especialmente a París. También se refería al auge de partidos euroescépticos en las elecciones que últimamente se han celebrado en territorio europeo, como en Italia.

Programa europeo para financiar a las ciudades que acogen a refugiados

El presidente francés dio otro titular en la Eurocámara al proponer este martes la creación de un programa europeo para financiar a las ciudades que acojan a los refugiados. Hay que superar “el debate envenenado” sobre las cuotas de repartición dentro de la Unión Europea, reglamentadas en el “Reglamento de Dublín”.

Este reglamento establece, entre otros, que el país responsable de tratar una solicitud de asilo de un inmigrante es el país por el que entra a Europa. Una norma que penaliza a países como Italia y Grecia que sufren una carga desmesurada con respecto a otros países.

“Propongo crear un programa europeo que apoye financieramente y de forma directa a las ciudades que acojan e integren a los refugiados”, dijo Macron. Los estados miembros de la Unión Europea tienen hasta junio parar ponerse de acuerdo para reformar las normas de acogida de los migrantes después de la crisis de 2015, año en el que 1,26 millones de personas pidieron asilo en la UE.

Los países del grupo de Visegrado se oponen a cualquier compromiso para recibir a inmgirantes y se niegan a la idea de que la repartición de los migrantes sea obligatoria. Ya en 2015, rechazaron aplicar las cuotas que se establecieron de forma excepcional para “relocalizar” a migrantes de Italia y Grecia.

Si bien el presidente Macron fue aplaudido por la Cámara, hubo varios momentos tensos. Algunos eurodiputados protestaron con pancartas contra el último bombardeo francés en Siria o algunos grupos parlamentarios le recriminaron a Macron que esté demasiado concentrado en su relación con Alemania olvidando que en la Unión Europea hay 28 países. "Europa no es sólo franco alemana", dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Diferencias entre París y Berlín sobre la financiación de la zona euro

En vísperas del discurso de Emmanuel Macron ante los eurodiputados, el partido conservador de Angela Merkel en Alemania se mostró en desacuerdo con la propuesta de Francia de crear un presupuesto propio a la zona euro con el objetivo de apoyar las inversiones.

“Antes que nada y con prioridad, tenemos que ocuparnos de la cuestión del presupuesto principal de la UE”, dijo Annegret Kramp-Karrenbauer, secretaria de la Unión Demócrata Cristiana y muy cercana a la canciller que añadió que no cree que sea una buena idea tener un segundo presupuesto diferente, sobre todo ahora con los desafíos que representan la salida del Reino Unido de la UE. Este será uno de los temas que tratarán los dos mandatarios en una reunión prevista el jueves en Berlín.