rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Espionaje Reino Unido La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)

Publicado el • Modificado el

La OPAQ confirma tesis de Londres sobre la sustancia usada contra el exespía

media
La primera ministra británica Theresa May. REUTERS/Toby Melville/Pool

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sostuvo hoy que sus análisis confirman la tesis británica sobre la sustancia usada en el atentado contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en Inglaterra.


“Los resultados de los análisis de los laboratorios (...) confirman los hallazgos del Reino Unido en relación a la identidad del químico tóxico”, dijo la organización con sede en La Haya en su informe presentado en Londres.

La organización, que añadió que el neurotóxico “era de gran pureza”, no quiso sin embargo pronunciarse sobre quién perpetró el atentado que dejó a Skripal y a su hija al borde de la muerte el 4 de marzo, aunque ambos acabaron sobreviviendo.

La primera ministra británica Theresa May dijo que el gas usado contra los Skripal pertenecía al grupo Novichok, unas armas químicas rusas que sólo se fabrican en laboratorios militares de ese país.

May concluyó que existían sólo dos posibilidades: que Rusia estuviera detrás del atentado o que hubiera perdido el control del potente neurotóxico, por lo que procedió a la expulsión de diplomáticos rusos en represalia.

Tras la publicación del informe, Londres convocó una reunión de la OPAQ para el 18 de abril con el objetivo de hablar de “los próximos pasos”.

“Hemos convocado una sesión del consejo ejecutivo de la OPAQ el próximo miércoles para discutir los próximos pasos. El Kremlin tiene que dar respuestas”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, en un comunicado.

“No hay ninguna duda de lo que se usó [en el atentado] y no hay explicación alternativa de quién fue responsable”, añadió Johnson.

“Sólo Rusia tiene los medios, motivos e historial”, sentenció.

El gobierno del presidente ruso Vladimir Putin niega sin embargo cualquier implicación y respondió a las expulsiones de diplomáticos del mismo modo.

Alastair Hay, profesor de toxicología medioambiental de la Universidad británica de Leeds, estimó que las conclusiones de la OPAQ son un espaldarazo a la posición británica.

“La alta pureza de la sustancia fortalece la posición británica de que el agente fue elaborado por un equipo altamente competente en un proceso muy refinado”, dijo Hay.

Rusia insiste en que destruyó todo su arsenal químico.

Skripal es un excoronel de los servicios secretos militares rusos que fue condenado en su país por vender información a Londres y que acabó instalándose en Salisbury, la ciudad del sudoeste de Inglaterra donde el 4 de marzo se produjo el atentado, tras entrar en un canje de espías en 2010.

Su hija Yulia fue dada de alta esta semana y los médicos del hospital confían en que Serguéi también acabe recuperándose.