rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irlanda del Norte Irlanda Reino Unido Brexit

Publicado el • Modificado el

20 años después, el Brexit amenaza la paz norirlandesa

media
El barrio pro Reino Unido Sandy Row en la ciudad de Belfast, en Irlanda del Norte, el 19 de mayo de 2017. REUTERS/Clodagh Kilcoyne

Veinte años después del acuerdo de Viernes Santo que puso fin a la violencia en Irlanda del Norte, el proceso de paz sigue siendo frágil y el Brexit hace temer por su futuro.


Por nuestro corresponsal en Londres, Juan Carlos Bejarano, 

En la provincia británica de Irlanda del Norte, en la que la mayoría protestante deseaba seguir perteneciendo al Reino Unido, mientras que los católicos pedían la reunificación con la República de Irlanda, el acuerdo de paz ha permitido que el turismo y el comercio crezcan y que las tasas de desempleo disminuyan.

No obstante, las divisiones entre barrios católicos y protestantes se mantiene en gran medida. Sólo el 5,8% de los niños estudia en escuelas primarias integradas. Dos décadas después de los acuerdos del Viernes Santo, los combatientes del IRA y de los grupos paramilitares han reiterado su compromiso por la paz. Pero no es un secreto que algunos de ellos se dedican a actividades ilegales como al tráfico de droga, al contrabando y al proxenetismo. 

La principal amenaza para el histórico acuerdo no son las actividades delictivas de estos grupos, sino el Brexit. Líderes como Tony Blair han advertido que la violencia podría regresar a Irlanda del Norte si se produce un Brexit duro, dejando esa provincia por fuera del mercado único europeo o del mercado aduanero y que conlleve barreras y controles fronterizos. Esto preocupa a los católicos republicanos y a los irlandeses de la República. 

Esta posibilidad ha llevado a que nuevamente se escuchen solicitudes de un referendo de reunificación de la isla. En este aniversario, Irlanda del Norte cumple 14 meses sin gobierno, son un avance significativo del partido católico Sinn Fein y un retroceso de los protestantes en la Asamblea. 

En el Parlamento, el DUP es el partido socio el gobierno de Theresa May. Por estas razones, mantener el equilibrio y la paz en esta región estaría dificil.