rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Suiza España Justicia

Publicado el • Modificado el

Falciani queda en libertad mientras se decide su extradición

media
Hervé Falciani en Divonne-les-Bains, el 28 de octubre de 2015. REUTERS/Denis Balibouse

El ex informático franco-italiano Hervé Falciani fue detenido este miércoles en Madrid después de que la justicia suiza emitiera una orden detención para extraditarlo al país helvético. Allí un tribunal lo condenó en rebeldía en 2015 a cinco años de prisión por “espionaje económico”. Falciani filtró en 2009 archivos de 89.000 evasores de impuestos de todo el mundo con cuentas en Suiza. El país helvético pidió formalmente este jueves su extradición.


Su suerte depende ahora de la Audiencia Nacional española. Mientras se decide si se le extradita o no a Suiza, Hervé Falciani, de 46 años, quedó en libertad con medidas cautelares. Tras pasar una noche en el calabozo y después de su declaración ante el juez esta mañana tuvo que entregar su pasaporte y tiene prohibido salir de España. Además, deberá presentarse una vez a la semana ante un tribunal mientras se resuelve su extradición.

Falciani fue detenido en Madrid el miércoles por la tarde cuando se disponía a participar en un debate sobre justamente la protección a los filtradores en cuestiones de blanqueo de capitales y fraude fiscal organizada por la Plataforma por la Justicia Fiscal y por el sindicato de técnicos del sindicato español de Hacienda Gestha.

“Es algo que no entendemos porque ya hay un pronunciamiento judicial sobre esta materia, y sobre los mismos delitos. En 2013 la Audiencia Nacional ya rechazó su extradición”, explica a RFI, Carlos Cruzado, presidente de Gestha que fue testigo este miércoles de la detención de Falcani.

Y es que en 2013, la justicia suiza ya pidió la extradición del franco-italiano para ser juzgado por “espionaje económico”, pero entonces la justicia española la descartó. “La justicia española dijo en ese momento que en ningún caso se podía proteger un secreto que ocultaba actividades ilícitas y que podían ser constitutivas de delito por parte de los clientes del banco, esa fue una de las razones que dio la Audiencia Nacional para rechazar la extradición a Suiza”, añade Cruzado.

Falciani filtró miles de archivos a Francia y España

Hervé Falciani fue bautizado por la prensa francesa como “el Snowden del fraude fiscal”. Tras un pasado como empleado de Casino en Mónaco, comenzó a trabajar como informático para el banco HSBC en 2000, primero en sus oficinas monegascas y a partir de 2005 en Ginebra, Suiza. Fue allí cuando descubrió una falla informática y se hizo con datos confidenciales de miles de cuentas.

Según Gérard Davet, periodista del diario francés Le Monde, Falciani intentó vender esos datos en Líbano pero no lo consiguió. De vuelta Suiza, la justicia le pincha los teléfonos con vistas a detenerlo. Al mismo tiempo empieza a colaborar con las autoridades españolas y francesas. Tanto España como Francia se han negado hasta ahora a extraditarlo.

Su colaboración con las autoridades de París dio lugar a la “Lista Falciani”. El escándalo saltó en 2009, cuando el ministerio de Economía francés anunció tener una lista con el nombre de 3.000 franceses titulares de cuentas secretas en Suiza. En todo el mundo, los archivos filtrados por Falciani permitieron identificar 127.000 cuentas pertenecientes a 79.000 personas de 180 nacionalidades.

Falciani ya fue detenido en 2012 en Barcelona y permaneció varios meses encarcelado pero no fue extraditado. En 2013 fue juzgado en rebelión en Suiza y condenado a cinco años de prisión por “espionaje económico”. A raíz del caso conocido como SwissLeaks, Suiza renunció en 2017 al secreto bancario y se comprometió a colaborar con las autoridades fiscales de varios países, además se abrieron investigaciones por presunta evasión fiscal en países como Francia, España, Reino Unido, Grecia o Argentina.