rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Europa Francia meteorología

Publicado el • Modificado el

Moscú - París, o el frío que viene de Rusia

media
Imagen que muestra las olas de frío en Francia entre 1947 y 2012. Carta elaborada por Météo France. Méteo France

Una ola de frío proveniente de Siberia afectará Francia y los países del norte de Europa. Se esperan temperaturas de entre -12°C y -18°C. Al menos seis países más serán afectados por la fuetre caída de la temperatura.


Los servicios meteorológicos de Europa son formales. A partir de este domingo y hasta el próximo jueves, una ola de frí siberiano recorrerá gran parte de Europa, por lo que se esperan fuertes bajas de temperatura; el viento que acompañará esa ola gélida hará que la sensación de frío sea mucha mayor.

La caída de las temperaturas es resultado de una ecuación: un calentamiento súbito de la estratósfera y  el debilitamiento del llamado "vórtice polar". En consecuencia el frío invernal se instalará en toda Francia. De acuerdo con el servicio meteorológico, las temperaturas mínimas podrían en un primer momento alcanzar entre -4 y -7°C. Pero con ráfagas de viento soplando a 40 kilómetros, la sensación térmica es de entre -13 y - 19°C.

La sensación térmica no se puede medir con un termómetro, precisan los responsables del servicio meteorológico. Cuando no hay viento, el cuerpo se adapta al frío, se aísla. Una frágil e invisible capa de aire inmóvil, calentado por la piel, sirve para aislar la temperatura del cuerpo. Pero esa película se disuelve con el viento, y entre más fuerte sea éste el cuerpo reciente más frío. Es lo que se conoce como "factor de enfriamiento eólico". Si el cuerpo está expuesto un largo tiempo al viento, la sensación de frío es mayor.

Esta ola de frío polar es tardía e inesperada. Las autoridades francesas han activado el plan "gran frío" para ayudar a personas en dificultad, notablemente quienes no tienen un domicilio. Un total de  1 350 lugares de alojamiento temporal han sido abiertas en Paris.

En el resto de Europa la ola de viento gélido afectará Bélgica, Alemania, Austria, la República Checa, Hungría y también el Reino Unido.