rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Alemania Angela Merkel

Publicado el • Modificado el

El fin de la ilusión de una ‘coalición jamaiquina’

media
Angela Merkel el 19 de noviembre de 2017 en la sede de la CDU durante las negociaciones para formar gobierno. REUTERS/Axel Schmidt

Angela Merkel y su partido conservador fracasaron el domingo a la hora de formar una coalición para dirigir Alemania, sumiendo a la primera potencia europea en una crisis que podría acabar con la carrera política de la canciller.


Con Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

Tras más de un mes de negociaciones entre los demócratas cristianos (CDU-CSU) de Merkel, los ecologistas y los liberales del FDP, estos últimos tiraron la toalla al considerar que sus posturas estaban demasiado alejadas para sellar un acuerdo de gobierno para los próximos cuatro años.

Nadie se esperaba un fin así y menos que lo haya cerrado el partido que tenía más que ganar con esta coalición, los liberales.

"Es preferible no gobernar que gobernar mal", declaró a la prensa el presidente del FDP, Christian Lindner, que opinó que no existían "bastantes posiciones comunes" para formar un gobierno de coalición.

Merkel "lamentó" la retirada del FDP y aseguró que se podría haber conseguido un acuerdo con un poco más de buena voluntad por parte de todos.

El principal escollo en las negociaciones ha sido la política migratoria en Alemania, un tema controvertido especialmente desde la llegada de un número récord de demandantes de asilo en 2015 y 2016.

Los partidos no se pusieron de acuerdo sobre el establecimiento de un límite anual de refugiados acogidos en Alemania, ni lograron decidir si todos o solamente una parte de los refugiados debían tener derecho al reagrupamiento familiar en el país.

Los escenarios que se abren son inéditos: una posibilidad es intentar un gobierno en minoría formado por los partidos de Merkel más los Verdes, algo a lo que es alérgica la política alemana por la inestabilidad que genera o, lo que parecía ahora más probable, que se convoquen a nuevas elecciones.

En este caso se ha comenzado a especular incluso si la hasta ahora incombustible canciller Merkel sea empujada a no presentarse a candidata a Canciller por otro periodo después de 12 años de determinar la política de Alemania y Europa.