rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

España Cataluña

Publicado el • Modificado el

Multitudinaria marcha independentista en Barcelona

media
Manifestación independentista en Barcelona, el 11 de septiembre de 2017. Fuente: Reuters.

Hasta un millón de manifestantes según la policía local, 350.000 de acuerdo con el gobierno español, se volcaron a las calles de Barcelona con motivo de la fiesta nacional catalana para expresar su voluntad de autodeterminación a tres semanas del referéndum por la independencia.


Con Marta Arias y François Musseau desde Barcelona

“La próxima ya será con la república catalana constituida como un nuevo estado de Europa”, prometía a RFI un manifestante entre los cientos de miles (un millón según la policía local, 350.000 estima Madrid) que marcharon este lunes en el centro de Barcelona.

En las pancartas, el mensaje en catalán era claro: "Votaremos". O "Adéu Espanya" (Adiós España). Es la sexta vez consecutiva que se manifiestan por la Diada del 11 de septiembre, día de Cataluña, y esperan que sea la última antes de conseguir la independencia.

“Ante todo, democracia. A ellos se les llena la boca de hablar de democracia y no han hecho y nada más que intentar callar la boca de los catalanes”, espetaba otro participante en la marcha al micrófono de RFI.

“Nos sentimos muy castigados por Madrid. Nos hacen daño y entonces nos tenemos que revelar de alguna manera, pacíficamente”, subrayaba una mujer.

jornada, que se planteaba como un termómetro social de cara al movimiento separatista, por primera vez incorporaba un claro componente de desobediencia al Estado en el tradicional discurso de la Diada del presidente de la Generalitat Carles Puidgemont.

"El gobierno catalán está a punto", dijo Puigdemont ante corresponsales extranjeros. Y advirtió: "no es una opción que no se realice el referéndum" por muchos obstáculos y acciones judiciales que lleguen desde Madrid.

El dirigente ha asegurado que el gobierno autonómico ya lo tiene todo a punto para que puedan participar en el referéndum del 1 de octubre tanto los que quieren votar que Sí como lo que votarán que No.

“No habrá referéndum y haré todo lo necesario para ello, porque es mi obligación", insistió el sábado Rajoy, que este lunes deseaba a los catalanes "una Diada de libertad, convivencia y respeto".

Pero según Puigdemont, la única forma de impedirlo que tiene el gobierno español es sentarse a dialogar un referéndum acordado con Madrid. "Están a tiempo para reflexionar (...) Hasta el último momento hay tiempo para el diálogo", dijo al culminar su participación en la manifestación.

En los últimos días, la fiscalía se querelló contra todo el gobierno regional y ordenó la incautación del material que pueda ser utilizado en la consulta. La guardia civil registró ya una imprenta y una revista sospechosas de haber impreso las papeletas de voto.

Según el último sondeo del instituto demoscópico público regional, más del 70% de los encuestados apoyaba celebrar un referéndum, aunque sólo un 41,1% quería la secesión frente a un 49,4% en contra.