rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Noruega

Publicado el • Modificado el

Elecciones en el ‘país más feliz del mundo’

media
Bandera noruega en Oslo REUTERS/Ints Kalnins/File Photo

El próspero país nórdico va a las urnas tras debates sobre la inmigración y los impuestos. Las últimas encuestas electorales vaticinan un empate entre la coalición conservadora de gobierno y la alianza de izquierdas.


Mientras que varios países como Venezuela o Ecuador fueron duramente desestabilizados por la caída de los precios del petróleo, el Reino de Noruega salió ileso de la crisis y se colocó incluso en el primer lugar del ranking mundial de los países más felices, según el informe científico anual World Hapiness Report. En este contexto, los electores noruegos están convocados a las urnas este lunes, para elegir un nuevo gobierno.

Impuestos

El gobierno conservador de la primera ministra Erna Solberg, quien aspira a un segundo mandato, logró mantener el crecimiento y una baja tasa de desempleo (menos de 4%) con reducciones de impuestos, y recurrió al colosal fondo soberano noruego para sostener la actividad económica. Con cerca de 1000 millones de dólares de reservas, el fondo soberano de Noruega es el más importante del mundo, y fue constituido gracias a la explotación del petróleo, recurso del que Noruega es el primero productor europeo.

El opositor laborista Jonás Gahr Store propone al contrario un alza de impuestos para los más ricos para consolidar un excepcional Estado de bienestar, y combatir las desigualdades, un tema de inquietud en Noruega.

“Queremos cuatro años más para seguir haciendo esto que ya funciona”, dijo la primera ministra Solberg a la cabeza de una coalición de partidos de derecha que incluye la agrupación ultra derechista del Partido del Progreso.

“Hay un debate fuerte sobre la desigualdad que está creciendo en Noruega. Históricamente hemos tenido una muy baja desigualdad pero está creciendo. El partido laborista se ha enfocado más en esto, y en subir los impuestos para los más ricos, mientras que la derecha sugiere otras soluciones”, observa Benedicte Bull, especialista de Latinoamérica y profesora en la Universidad de Oslo.

Inmigración

El otro tema de debate de estas elecciones ha sido la inmigración.

“El partido conservador depende del apoyo de la ultra derecha, el Partido Progresista que ha tenido una ministra de inmigración muy controvertido y que ha marcado el debate últimamente”, comentó Bull, en alusión a la muy mediática y polémica ministra saliente Sylvi Listhaug, opositora férrea a la apertura de fronteras a los solicitantes de asilo.

En 2015, Noruega hizo frente a la llegada de 31.000 solicitudes de asilo, una cifra sin precedentes en un país de 5,3 millones de habitantes.

Encuestas

Según las más recientes encuestas, la diferencia es mínima entre el bloque de la primera ministra conservadora y la oposición encabezada por el laborista Gahr Store. Frente a estos márgenes estrechos, las formaciones minoritarias podrían tener un rol importante. Entre estos partidos se encuentran el Partido del Centro, una formación con base en las zonas rurales que se opone a las élites urbanas, el Partido Verde que plantea frenar las nuevas operaciones de exploración petrolíferas, y el Partido Rojo, un grupo marxista.

Se conocerán los primeros resultados parciales de la elección de este lunes a las 9 de la noche hora local (19 hrs en tiempo universal).