rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

España Cataluña

Publicado el • Modificado el

El independentismo catalán prueba fuerzas en la Diada

media
Esteladas (banderas separatistas catalanas) colgando de balcones en un edificio en Barcelona, el 11 de septiembre de 2017. Fuente: Reuters.

Centenares de miles de personas deben manifestarse este lunes en Barcelona para la fiesta de Cataluña, en una exhibición de fuerza del independentismo catalán ante el despliegue de las instituciones españolas contra el referéndum de autodeterminación convocado el 1 de octubre.


Con Marta Arias, desde Barcelona

Cataluña celebra este lunes 11 de septiembre la Diada, el día de Cataluña, una cita anual que desde 2012 se ha convertido en símbolo del movimiento independentista.

Está previsto que unas 400.000 personas encabezadas por el presidente regional Carles Puigdemont formen una cruz de más de un kilómetro, en la sexta manifestación masiva del independentismo.

La de este año se ha bautizado como la Diada del Sí y por primera vez añade un claro componente de desobediencia al Estado. El presidente de la Generalitat aseguró el domingo en el tradicional discurso que el gobierno autonómico ya lo tiene todo a punto para que participen en el referéndum del 1 de octubre tanto los que quieren votar 'sí' como los que votarán 'no',

En una sociedad cada vez más polarizada respecto a dicha convocatoria y a sus garantías, la propia alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha optado por no asistir a la marcha convocada por entidades independentistas. En su lugar celebra la jornada en un acto propio, en el que también participa el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La cita de este lunes sirve además como termómetro social de cara al movimiento separatista. El año pasado, los organizadores cifraron en 800.000 los asistentes, un número muy alejado del millón y medio que según sus mismos datos participaron en años anteriores.

Desde bien temprano sus militantes han empezado a llenar los alrededores de las calles Aragón y el elegante paseo de Gracia, donde se celebrará la manifestación, respondiendo a su llamamiento a participar masivamente en esta Diada.

Mientras, los líderes de partidos contrarios a la secesión criticaron el carácter marcadamente independentista de la fiesta, que según dijeron, los excluye.

En la manifestación cuyo lema es "Diada del Sí", "se nos intenta marginar, expulsar y silenciar de una fiesta que supuestamente es para todos los catalanes pero que ya sabemos hace mucho tiempo que sólo es para una parte", los independentistas, criticó Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, principal partido opositor en Cataluña.

Por su lado, el delegado del gobierno central en Cataluña, Enric Millo, acusó a los secesionistas en el poder de distinguir entre "buenos y malos", es decir, independentistas y no independentistas.

Para celebrar el referendo, el gobierno nacionalista catalán deberá superar los obstáculos de la justicia y del gobierno español del conservador Mariano Rajoy, dispuestos a impedir esta consulta prohibida por el Tribunal Constitucional.