rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

¿España vive una segunda Transición?

Por Carlos Herranz

Hace 40 años España celebraba sus primeras elecciones democráticas tras un largo periodo de dictadura. Una transición marcada por los pactos y que cuarenta años después se pone en tela de juicio, especialmente a partir de los últimos años de grave crisis económica que ha azotado al país. 

La aparición de nuevas formaciones políticas ha roto en los últimos años el tradicional bipartidismo que ha dominado estos 40 años de democracia. Pero además la crisis ha hecho cuestionar fuertemente algunas figuras como la del rey sobre la que se asentó los pilares en 1977. 

¿Está viviendo el país una segunda transición? Es la pregunta que se han hecho coincidiendo con la Efeméride varios expertos en la Universidad París Este - Marne La Vallé  en una jornada de estudio.  

Hablamos con la coordinadora de la jornada, Alicia Fernández y con el sociólogo de la Universidad de Toulouse, Jerome Ferret que nos ayudan a responder a esta cuestión a partir de los movimientos sociales que han proliferado en los últimos años en el país. 

40 años después España se replantea muchos de los pilares que fundamentaron su transición. La crisis económica encendió una llama que podría desembocar en lo que algunos llaman "la segunda transición española". 

 

1977, primeras elecciones democráticas

Los españoles no habían votado en unos comicios desde abril de 1936, por lo que muchos se acercaban por primera vez a las urnas ese 15 de junio de 1977 y estrenaban así la democracia. El entonces ministro de Interior, Rodolfo Martín Villa, recordó en entrevista con la agencia EFE, que tuvieron que “poner en marcha una cosa que ahora es normal: las urnas”, por lo que hubo que buscar empresas dedicadas a fabricarlas.

La democracia era tan joven que el Gobierno había aprobado una amnistía política en marzo de ese año y un mes después legalizó al Partido Comunista, ya que si en esa formación las elecciones hubieran tenido “un punto de ilegitimidad”, reconoció Villa.

Después de una campaña electoral cargada de ilusión, los ciudadanos votaron mayoritariamente a un partido recién fundado, Unión de Centro Democrático, liderado por Adolfo Suárez. Este joven político, procedente del régimen franquista, tenía clara la necesidad de acabar con la dictadura y buscar la reconciliación de los españoles, para lo que contó con la complicidad del rey Juan Carlos, de su misma generación.

Ese primer Congreso de los Diputados reunió a las “dos Españas” que se habían enfrentado en una dramática guerra civil desde 1936 a 1939 y contaba con personalidades como la histórica dirigente comunista Dolores Ibárruri, “la Pasionaria”, que ya había sido diputada en 1936, o el poeta Rafael Alberti, los dos llegados meses antes del exilio. Ambos compartieron espacio con antiguos ministros del dictador Franco, como Manuel Fraga.

Esta transición política sirvió de ejemplo años después para procesos parecidos en diversos países de América Latina, que salían de dictaduras, según han reconocido diferentes líderes latinoamericanos.

 

Luiz Loures: "África tiene en sus manos la solución de la epidemia del sida"