rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Terrorismo Islamismo grupo Estado Islámico Inglaterra

Publicado el • Modificado el

Ya son siete los detenidos en relación con el atentado del Arena

media
Un oficial de policía frente a la mezquita de Didsbury que frecuentaba el presunto autor del ataque este mercredi 24 mai 2017. REUTERS/Stefan Wermuth

La policía británica detuvo a una séptima persona  en relación con el atentado de Mánchester que dejó 22 muertos. Es el primer arresto fuera del área de Manchester. En Libia también fueron detenidos el hermano y el padre del presunto ejecutor del atentado.

 


Daniel Postico desde Manchester

Siete personas han sido detenidas en las últimas horas en el Reino Unido en relación con el atentado de Mánchester que dejó 22 muertos, seis hombres y una mujer. El último de ellos es el primero que se realiza fuera del área de Manchester. "Esta noche estuvimos realizando registros en una dirección en Nuneaton, en la cuidad de Warwickshire, y arrestamos a un hombre", dijo la policía de Manchester en un comunicado. Los arrestos de hoy han sido realizados después de que la policía organizara varias redadas en Manchester y en Wigan, a treinta kilómetros de la ciudad. El detenido en Wigan llevaba encima un paquete sospechoso.

Mientras en Trípoli, Libia, fueron detenidos el padre y el hermano pequeño de Salam, Hashem Abedi. Al parecer, éste estaba al tanto de los planes de su hermano y estaba preparando un atentado en la ciudad puerto Libia. El hermano mayor ya fue detenido el día después del atentado en el barrio de Fellowfield en el sur de Manchester donde también vivía el supuesto suicida.

El jefe de la policía de Manchester ha declarado hoy que está muy claro que "se trata de una red" y que lo estaban investigando. La policía está tratando de averiguar dónde y cómo se construyó la bomba con la que se inmoló el suicida, una bomba "potente y sofisticada" como publicó esta noche el New York Times basándose en supuestos informes de la policía local.

La ministra del Interior británica confirmó hoy que Abedi se encontraba en el radar de los servicios de inteligencia pues formaba parte de ese grupo de personas en peligro de radicalizarse. Se sabe que en los últimos meses viajó a Siria y en el mismo viaje pasó por Trípoli para ver a sus padres, que habían regresado a Libia después de casi treinta años en Reino Unido.