rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Escocia Reino Unido David Cameron España

Publicado el • Modificado el

Los escoceses deciden el futuro del Reino Unido

media
Una mujer lleva una bandera escocesa durante un acto a favor del "Sí" en Glasgow, el 17 de septiembre de 2014. REUTERS/Dylan Martinez

Más de cuatro millones de escoceses se pronuncian este jueves en un referendo sobre si ponen fin a 300 años de pertenencia al Reino Unido. El último sondeo publicado a un día de la consulta otorgaba una ventaja de cinco puntos al “no”. El proceso es seguido con atención por otros países europeos donde existen movimientos independentistas.


Escuche el informe de nuestro corresponsal Juan Carlos Bejarano, desde Edimburgo: 18/09/2014 - de Carlos Herranz Escuchar

"¿Cree que Escocia debería ser un Estado independiente?". A esta pregunta están invitados este jueves a responder unos 4,3 millones de escoceses.  Es el "día más importante de la democracia escocesa", un "día que Escocia no olvidará", prometió el líder independentista y jefe de gobierno Alex Salmond en el acto de cierre de campaña del “Sí”, la noche del miércoles. 

Lo cierto es que los últimos sondeos apuntaban a una victoria del “No” a la independencia. La última encuesta, difundida a 24 horas para la cita, da al "no" una ventaja de cinco puntos. De acuerdo con el sondeo realizado por Panelbase con 1.000 personas, el "No" a la independencia obtendría el 50%, el "Sí" el 45% y el 5% todavía están indecisos.

Por su parte, el Partido Nacional Escocés (SNP) ha fijado ya la fecha del 24 de marzo de 2016 -- 309° aniversario de las Actas de Unión entre Inglaterra y Escocia -- para completar el proceso y declarar una secesión que reduciría la superficie del Reino Unido en un tercio.

En cuanto al impacto de un divorcio es una incógnita y promete tensiones entre Londres y Edimburgo. Las cuestiones más espinosas son: la libra esterlina, los submarinos nucleares Trident de la base naval de Faslane, cerca de Glasgow, y el petróleo.

Los principales partidos políticos británicos (conservadores, laboristas y liberal-demócratas) hicieron una sostenida campaña para no ver disgregarse una unión mantenida durante tres siglos.

Más allá del resultado, el primer ministro británico David Cameron advirtió que no renunciaría a su cargo. “Mi nombre no está en las papeletas", afirmó.

La eventualidad de un triunfo del “Sí” podría alimentar las reivindicaciones similares en lugares europeos como Cataluña, Flandes, el País Vasco o el Veneto.

En España, el proceso escocés tiene una resonancia particular. El gobierno regional catalán, en manos de los nacionalistas, reclama a Madrid poder votar sobre la independencia.

Sin embargo, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dice que la Constitución española no permite un voto así. El mandatario estimó este miércoles que estos referendos son "torpedos en la línea de flotación de la Unión Europea".

Los resultados totales y definitivos se conocerán a partir de las 07H00 GMT del viernes y no habrá sondeos a boca de urna, aunque si las diferencias son grandes el desenlace podría estar claro antes.