rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Marine Le Pen Martine Aubry Nicolas Sarkozy

Publicado el • Modificado el

Sarkozy perdería ante la ultraderechista Le Pen según un sondeo

media
Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional REUTERS/Jacky Naegelen

La encuesta abrió la polémica en Francia: desde el oficialismo intentan bajarle el perfil a las cifras, la oposición culpa al presidente Sarkozy por fomentar el debate sobre la inmigración, empujando así a los votantes hacia la extrema derecha. Esta es la primera vez que un sondeo indica que la candidata del Frente Nacional podría pasar a segunda vuelta.


Consultados por quien votarían si las elecciones fueran el próximo domingo, los encuestados por la empresa Harris Interactiva, por encargo del diario francés Le Parisien, dieron una clara respuesta: un 23% dio por ganadora a Marine Le Pen, presidenta del partido de ultraderecha Frente Nacional. Sólo un 21% se inclinó por el actual mandatario, Nicolas Sarkozy, número similar logró la líder del Partido Socialista Francés, Martine Aubry, potencial candidata a las elecciones presidenciales de 2012.

La encuesta, publicada este domingo por el cotidiano francés, fue recibida con matices por la clase política local. El oficialismo parece querer guardar sus armas para cuando los candidatos estén completamente definidos. 'No hay que sobre interpretar' dijo Jean-François Copé secretario general del partido UMP, el mismo del presidente Sarkozy.

Más elocuente fue el ministro de Asuntos Europeos, Laurent Wauquiez, también de la UMP: 'es un sondeo que no debemos tomar a la letra, pero que suena como una advertencia a toda la clase política, para lo que sigue hay que dejar a Marine Le Pen vanagloriarse con los sondeos y nosotros sacar una lección'.

Del otro lado del espectro político, el presidente del Partido de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, dijo que este es un escenario inverosímil a lo que agregó: 'estamos hablando de algo que igual de estúpido que si dijéramos que papá Noel está a la cabeza de las encuestas. Esto es ridiculizar la política. Por qué querer que el pueblo francés sea el único que quiera tener a un fascista como presidente', sentenció a la prensa local.

Desde el Partido Socialista los dardos apuntaron directamente al mandatario francés. En el PS acusaron a Sarkozy de llevar el debate político a temas como la inmigración o la presencia del Islam, temas que empujan a los votantes hacia la extrema derecha. La misma Martine Aubry, desde Grecia, acusó al mandatario de estar jugando a un juego peligroso al dar la alerta acerca de los flujos migratorios que podrían llegar a Francia producto de las revueltas populares en el mundo árabe.

Por su parte la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo tomar 'esta encuesta como un dato, porque queda aún mucho camino por delante para explicar nuestro proyecto, pero tengo la impresión que estamos asistiendo al despertar del pueblo francés. Parece que esta de moda en estos momentos el despertar de los pueblos en otros países y no hay razón para que no ocurra lo mismo en Francia. Creo que a través de mi candidatura, la gente esta pidiendo mas democracia, justicia social, seguridad y prosperidad'.

Mientras tanto la polémica sigue, esta vez porque el sondeo no incluyó a Dominique Strauss Kahn, actual cabeza del Fondo Monetario Internacional, entre los posibles candidatos. Para muchos los números no serían los mismos con su presencia.