rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Fútbol femenino Noruega Francia

Publicado el • Modificado el

Ada Hegerberg gana el primer Balón de Oro femenino en medio de una polémica

media
Ada Hegerberg al recibir el Balón de Oro femenino 2018. REUTERS/Benoit Tessier

La futbolista noruega Ada Hegerberg ganó el primer Balón de Oro femenino de la historia, cuya gala se celebró este lunes en el Grand Palais de París. Una ceremonia teñida de polémica por un comentario sexista del DJ animador Martin Solveig.


La delantera del club francés Olympique de Lyon, Ada Hegerberg, recibió este lunes el primer Balón de Oro femenino de la historia. Al igual que el Balón de Oro masculino, el premio fue concedido por votación entre un grupo de periodistas internacionales.

La futbolista noruega de 23 años, que ganó en 2018 la Champions League femenina y la Liga francesa, declaró al recibir el premio: "Quería dar las gracias a mis compañeras, a mi entrenador y a mi presidente Jean-Michel Aulas, que hace mucho por el fútbol femenino". "Es un gran paso para el fútbol femenino, es muy importante para las mujeres", añadió.

En las votaciones, Hegerberg se impuso a otras cuatro nominadas, entre ellas la brasileña Marta, elegida en cinco ocasiones la mejor jugadora del mundo.

Un fuerte carácter

Ada Hegerberg nace en Molde en 1995 y crece en Sunndalsøra, donde juega con su hermana Andrine en el club Sunndal Fotball. En 2007, su familia se muda para Kolbotn: allí, integra con 14 años el Kolbotn IL. Con 15 años, empieza a jugar para la selección nacional de Noruega.

En 2012, las dos hermanas se incorporan al club Stabæk y en mayo, durante un partido frente al Fart, Ada llama la atención al marcar cinco goles en 35 minutos. En diciembre de 2012, el club de Potsdam anuncia haber seleccionado a Ada y Andrine.

Ada Hegerberg en un partido Olympique de Lyon vs París Saint-Germain, el pasado 18 de noviembre de 2018. FRANCK FIFE / AFP

Ada se une al Olympique de Lyon para la temporada 2014-2015 y con él gana tres Champions League consecutivas en 2016, 2017 y 2018. En 2016, Jean-Michel Aulas, presidente del OL, decía de ella: "Está en buen camino para convertirse en la mejor jugadora del mundo". Su compañera de equipo Eugénie Le Sommer declaraba por su parte en 2017 que Ada Hegerberg "es la delantera de punta por excelencia, un buen punto de apoyo también. Es peligrosa cuando está en el área de penalti porque puede meter un gol en cualquier momento".

La futbolista, más allá de sus cualidades técnicas, tiene un fuerte carácter. En agosto de 2017, se apartó de la selección nacional de Noruega, alegando que “si el equipo nacional quiere alcanzar los objetivos y los resultados fijados por la dirección, pienso que necesita mejorar en varios ámbitos, como la planificación, la ejecución y el seguimiento”. Noruega, finalista del Euro 2013, acababa de perder en la primera vuelta del Euro 2017 tras tres derrotas sin ningún gol contabilizado.

Una ceremonia no exenta de polémica

El DJ francés Martin Solveig, que participó en la animación de la ceremonia del Balón de Oro 2018, provocó este lunes una polémica al preguntarle a Ada Hegerberg si sabía "bailar perreo".

"¿Tú sabes bailar perreo?", lanzó el DJ francés a la futbolista, quien le respondió "no" desviando la cabeza en otra dirección, justo antes de recibir el premio. Esta corta secuencia suscitó indignación en las redes sociales, donde los internautas denunciaron el "sexismo" y la "total falta de respeto" hacia Hegerberg.

Una vez finalizada la gala, Martin Solveig se disculpó públicamente en un video en Twitter: "Estoy sorprendido por lo que leo en internet. Por supuesto, no quería ofender a nadie", afirmó. "Es una broma, quizá una broma pesada, y yo quisiera disculparme ante todos los que haya podido ofender. Lo siento", añadió.

"Él vino a verme y me pidió perdón. Yo no vi la situación así, como los demás. Bailamos un poco, tengo el Balón de Oro, eso es lo más importante para mí. No lo encontré sexista", declaró Hegerberg después de la ceremonia. ¿Se le habría preguntado eso a un hombre? "Eso es una buena pregunta", respondió la galardonada antes de abogar por un mayor reconocimiento del fútbol femenino.