rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Tour de Francia 2018

Publicado el • Modificado el

Quintana se cae antes de la última etapa pirenaica

media
Nairo Quintana y el manager general del equipo Movistar, Eusebio Unzué, tras la etapa 18 del Tour en la que el ciclista sufrió una caida. Pau, 26 de julio de 2018. Foto: Movistar

Cuano aún faltaban 104 kilómetros para la meta de la 18ª etapa del Tour de Francia, el colombiano Nairo Quintana se cayó. Aunque con heridas en la parte izquierda del cuerpo, pudo reincorporarse al pelotón y mantuvo los 3’30” que le separan del líder. “He tenido una caída lamentable pero espero que no sea nada y mañana pueda hacer bien la etapa”, dijo a su llegada a la meta este jueves.


La etapa fue para el francés Arnaud Démare del equipo Groupama. Un recorrido plano de 171 kilómetros entre Trie-sur-Baïse y la ciudad de Pau. Una victoria que no cambia las cosas en la clasificación general.

El líder de Movistar, Nairo Quintana, se cayó junto a otros corredores como el británico Adam Yates, 67 kilómetros después del pistoletazo de salida. Su compañero de equipo el costarricense Andrey Amador lo esperó y consiguió reintegrar el pelotón, aunque con heridas en el lado izquierdo del cuerpo.

“Tiene golpes por varias partes del cuerpo, sobre todo en la cadera, en el tobillo y en el hombro y tiene un dedo también contusionado, pero parece que no hay lesión ósea”, dijo el médico del equipo Movistar, Jesús Hoyos, tras examinarlo.

Este percance no llega en buen momento, sobre todo de cara a la etapa crucial de este viernes en los Pirineos, con el ascenso del Tourmalet y es que Quintana es quinto en la general y tiene un retraso de 3’30” con respecto al maillot amarillo.

En la clasificación general las cosas se quedan como están en el podio virtual. El británico Geraint Thomas de Sky sigue liderando la carrera por delante del holandés Tom Dumoulins de SunWeb y de su compañero de equipo el también británico Chris Froome.   

Tras este paréntesis de carrera llana en las faldas de los Pirineos, los corredores vuelven a las cimas con la última etapa de montaña antes de la contrarreloj del sábado. Poco más de 200 kilómetros entre Lourdes y Laruns con tres puertos de montaña, entre ellos, el mítico Col du Tourmalet.