rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Inglaterra 2018 Mundial Rusia 2018

Publicado el • Modificado el

Mundial: así se vivió en Inglaterra la derrota

media
En la ciudad de Brighton, los aficionados ingleses no ocultaron sus lágrimas. REUTERS/Toby Melville

Antes del decisivo partido frente a Croacia, los ingleses tanto en Rusia como en Inglaterra sentían una euforia y un optimismo que no se veía desde Italia 1990, cuando también disputaron la semifinal. Un sueño aplastado por los dos goles croatas


Por nuestro corresponsal en Londres, Juan Carlos Bejarano

Muchos ingleses terminaron su jornada laboral antes de las cuatro de la tarde para desplazarse a los típicos pubs y bares. En Londres, cerca de 40 mil personas se congregaron alrededor de pantallas gigantes en el céntrico parque de Hyde.

La ola de euforia llegó a su punto máximo a los cinco minutos del partido cuando Kieran Trippier anotó un temprano gol que los dejaba a centímetros de una soñada final que Inglaterra no disputa desde hace más de medio siglo: exactamente desde 1966, cuando consiguió en casa su único título.

Al ritmo del revivido himno "Football is coming home", los ingleses, la gran mayoría con camisetas de la selección, banderas con la Cruz de San Jorge, gorras y sombreros con el mismo símbolo saltaban y se abrazaban con sus amigos en un estado de alegría que a veces se confundía con locura. Cerveza y agua volaban por los aires. La suerte parecía estar con el equipo de los tres leones.

Sin embargo, el optimismo se convirtió en ansiedad con el empate de Croacia en el minuto 68. Un silencio se apoderó de Hyde park y de los bares, que de vez en cuando se rompía con arengas al equipo de Gareth Southgate y cantos del "Dios salve a la reina".

La tristeza y desesperación se apoderó de los ingleses cuando en el minuto 109 super Mario manzukich puso el marcador dos a uno a favor de los croatas.
Los hinchas tanto en el.estadio cómo en casa se llevaban las manos a la cabeza, mientras muchos lloraban desconsoladamente.

El pitazo final acabó con el sueño de los ingleses que antes del partido se sentían finalistas.

En medio de la desilusión queda la esperanza para los ingleses de que buenas cosas están por venir, con un equipo joven, talentoso, fuerte y aguerrido que llegara a la Eurocopa dentro de dos años con la madurez para ser considerado uno de los favoritos.