rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Mundial Rusia 2018

Publicado el • Modificado el

Croacia acaba con el sueño ruso

media
Los croatas Luka Modric y Dejan Lovren celebran la clasificacion de su equipo a las semifinales del Mundial de Rusia 2018. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Croacia se clasificó para las semifinales del mundial tras eliminar a Rusia en la tanda de penales luego de que ambos conjuntos firmasen el empate a 1 gol en el tiempo reglamentario y el 2 a 2 en la prórroga. Los croatas que volvieron a clasificarse gracias a la suerte de los penaltis, buscaran su billete para la final frente a Inglaterra que horas antes vencía ante Suecia 2 a 0.


Pese al empeño de sus jugadores y la ilusión de su público, la selección Rusa no pudo sobrepasar la barrera de cuartos de final. A pesar de su eliminación, la selección anfitriona, firmó un excelente desempeño teniendo en cuenta que entre sus jugadores, donde no figuran grandes estrellas, llevaron a forzar a los penales a dos selecciones de renombre como son España y Croacia.

Desde un principio Rusia mostró las credenciales que le hicieron llegar a cuartos de final. Su férrea defensa en la que se llegaban a juntar hasta 9 futbolistas se armó desde el minuto 1, con lo que los croatas ya eran conscientes que iban a tener que trabajar muy duro para perforar el muro local.

En un compás de espera que se hizo largo para el espectador, los croatas tomaron la iniciativa tocando el balón y abriendo el centro del campo. Cuando se esperaba un encuentro denso, Cheryshev, trastocó los planes balcánicos robando un balón en la línea de tres cuartos. El delantero del Villareal combinó con Dzyuba y remató al fondo del arco de un potente zurdazo.

Con el 1-0 en contra, Croacia no se asustó, y se sobrepuso tan solo 8 minutos más tarde tras firmar el empate. Mandzukic por la banda izquierda aprovechó un mal repliegue de los rusos para centrar el balón a la cabeza de Kramaric, quien se encargó de introducir el esférico al interior de la red.

Entonces el partido cambió de imagen y del respeto se pasó a la lucha sin tregua, aunque el descanso frenó la buena dinámica que habían tomado los ultimos minutos.

En la segunda mitad los croatas volvieron a tomar la iniciativa a pesar de que sus dos cerebros, Rakitic y Modric, aparecían con mucha discreción. Pese a no carburar del todo, Croacia, contó un una gran oportunidad para adelantarse cuando el balón se fue al palo y se paseó por la línea de gol tras un disparo de Perisic.

Luego de 60 minutos de partido Rusia empezaba a pasarlo mal aunque a Croacia, tampoco le sobraban las fuerzas. El tiempo pasaba y los dos equipos dispusieron varios cambios pensando una prorroga que se hacia lógica. El ritmo del encuentro volvía a desinflarse aunque la emoción iba creciendo a causa de la incertidumbre después de que ambos equipos generasen un par de ocasiones claras en el tiempo de descuento.

Con el resultado de 1-1 se afrontaba una prorroga donde las dos selecciones afinarian sus estrategias. Si los rusos querían repetir la misma historia que les clasificó frente a España, los croatas no deseaban pasar por el mismo tragó que les clasifico ante Dinamarca.

Para poner más dramatismo a un encuentro donde incrmentaba poco a poco la adrenalina, Croacia anotaba el 1-2 en la primera parte de la prorroga tras un córner en el que anotaba Vida de cabeza mientras que Rusia firmaba el 2 a 2 también de cabeza, luego de un golpe franco que se encargó de rematar Fernandes.

El destino y los desbarajustes rompieron los pronósticos de las apuestas y con el 2-2 los dos equipos volvieron a disputar su segunda tanda de penales en este mundial.

La tanda fatídica sonreiría finalmente a los croatas. A pesar de que los rusos tuvieron a su favor el aliento incondicional de su afición.

Los locales fallarían dos de sus disparos mientras los croatas solo erraron en una sola ocasión. Con dicha agonía se clasificaría Croacia que tendrá que enfrentarse en semifinales a Inglaterra mientras que Rusia, que estuvo a punto de sumar otro milagro, se despide se su mundial con la frente alta y dejando un buen sabor de boca.