rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia 2018 Uruguay 2018 Mundial Rusia 2018

Publicado el • Modificado el

Los fanáticos de Francia y Uruguay palpitan en Rusia el choque de cuartos

media
Francia y Uruguay: dos elecciones que se respetan tanto sus aficiones. Fuente: AFP.

Los “bleus” y la Celeste prometen sacarse chispas este viernes en Nizhni Nóvgorod para arrancar su lugar en las semifinales. El enviado especial de RFI tomó el pulso a los simpatizantes de uno y otro lado, muy convencidos de que la victoria está de su lado.


Por Carlos Pizarro, enviado especial de RFI a Nizhni Nóvgorod

Nizhni Nóvgorod ha vivido una noche larga, en la que los cánticos de los seguidores franceses se mezclaban con los de los fanáticos uruguayos. Esta mañana, mucho más calmados, los espectadores que van a asistir al duelo franco-uruguayo de cuartos de final daban sus pronósticos mientras se apuraban para llegar al estadio.

El pequeño Sébastien empieza a explicar por qué Francia ganará “dos a cerco” cuando su hermanita Sophie, imitando en un regate espectacular de su ídolo Mbappé, roba el micrófono de RFI para imponer su vaticinio.

“Yo en cambio pienso que será 10 a 1 para Francia”, enfatiza, con la certeza de que Kylian Mbappé será el artífice de la victoria. El padre de estos dos niños se llama Pascal, y ha llegado hasta Rusia desde París para vivir su sexto Mundial en su empeño de animar a los bleus.

“Francia va a ganar. Habrá una prolongación y terminará 2-1. Será muy duro”, arriesga Pascal, quien da por seguro de que los goles llevarán la firma de Mbappé y Antoine Griezmann.

En contrapartida, los seguidores uruguayos como Fernando y Luis, llegados desde Montevideo, confían en que eliminarán a los franceses.

“Con mucha esperanza y con todas las ganas, como siempre con Uruguay”, explica Fernando. “Dos a cero Uruguay, los dos goles de Suárez. Les vamos a ganar bien”, detalla con seguridad Luis.

En apenas unos minutos, Francia y Uruguay harán vibrar al mundo con un encuentro que promete ser espectacular entre dos elecciones que se respetan tanto sus aficiones.